El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una declaración en conjunto con su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, e inclinó a defender los intereses occidentales y contrarios a Rusia anunciando que que daba luz verde al ingreso de Finlandia en la OTAN (la alianza militar occidental) pero dilató la decisión frente a Suecia, aunque agregó que esta parte de las negociaciones continuarán. «He firmado el protocolo y lo enviamos al Parlamento. Espero que el proceso se complete antes de las elecciones», dijo el mandatario turco.

El mandatario turco hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en Ankara junto con su homólogo finlandés, Sauli Niinistö. «Empezaremos el proceso de trasladar al Parlamento el protocolo del acceso de Finlandia a la OTAN», dijo Erdogan, agregando que éste pueda completarse antes de las elecciones parlamentarias y presidenciales fijadas para el próximo 14 de mayo en Turquía.

La coalición del partido de Erdogan, el islamista AKP, con el nacionalista MHP tiene mayoría en el Parlamento y, además, la oposición tampoco se ha opuesto al ingreso de Finlandia en la Alianza Atlántica, por lo que el paso por el hemiciclo será un trámite fácil.

«Turquía es uno de los mayores defensores de la política de puerta abierta de la OTAN. Hemos visto que Finlandia ha dado pasos sinceros para cumplir con las promesas recogidas en el memorándum tripartido de Madrid (firmado en julio pasado)», dijo Erdogan.

Agregó que Ankara ha visto la necesidad de separar el proceso de Suecia del finlandés, al no atender Estocolmo a las exigencias turcas de extraditar a personas que Turquía considera vinculadas a organizaciones terroristas, especialmente del ámbito kurdo.

No estamos en contra de Suecia, pero este país ha abierto los brazos a los terroristas, les ha abierto sus calles. Le dije al primer ministro de Suecia que nos envíe a 120 terroristas. Como no lo han hecho, no podemos tener una postura positiva para ellos. En Finlandia, eso no pasa y, por eso, nuestra posición es positiva», dijo Erdogan.

Sauli Niinistö agradeció el gesto de su anfitrión, pero recordó que Suecia también debe ingresar en la Alianza.

«Con las firmas puestas hoy, el Parlamento turco empieza el proceso de ratificación. Muchas gracias. Tenemos un vecino que es Suecia y el ingreso de Finlandia en la OTAN no podrá ser completo sin Suecia«, dijo el presidente finlandés.