La policía chilena de investigaciones (pdi) originó esta semana en el Congreso un grado mayor de temor en el tema de la criminalidad al insinuarse que las maras (pandillas salvadoreñas) ya se estarían instalando en chile. tanto es así que, por lo delicado del tema, se hizo la petición formal de celebrar el lunes una sesión secreta en el parlamento chileno. en esta ocasión se va a deliberar para abordar acciones en el país para protger a los chilenos de estos peligrosos grupos criminales.

El subsecretario del interior, Manuel Monsalve, quien este miércoles se reunió con el nuevo fiscal nacional, anunció que el gobierno introducirá indicaciones al proyecto de ley que moderniza el sistema de inteligencia en el país y señaló que “una de las amenazas más importantes en materia criminal (para los países) es el crimen organizado transnacional”.

En la sesión del lunes pasado de la Comisión Especial Investigadora sobre Criminalidad en la Macrozona Norte de la Cámara provocó impacto la pregunta del presidente de la comisión, diputado Jaime Araya (Indep. PPD) sobre la posible presencia de maras salvadoreñas en territorio nacional. La reacción del jefe Nacional Antinarcóticos y contra el crimen organizado de la PDI, Paulo Contreras, presente en la reunión, fue inmediata. Así se fijó una reunión secreta para el próximo lunes 23 de enero a las 15 horas. La pregunta, por su gravedad, será respondida en una sesión secreta, se dijo.

La preocupación que genera esta información es que las pandillas o maras son organizaciones criminales de alta peligrosidad, dedicadas a extorsionar a la población y controlar territorios. Lo peor de todo es que fuentes de inteligencia han revelado que en los últimos meses en Chile se han detectado delitos cometidos por grupos que actúan con técnicas delictivas muy similares a las maras. En otras palabras, se piensa que estas pandillas ya estarían en el país.

Tampoco se descarta que algunos cabecillas o líderes que lograron entrar al país por pasos no habilitados estén reclutando “soldados” o pandilleros incluso de otras nacionalidades, para instalar en Chile grupos criminales con las características criminales ya mencionadas.

En El Salvador (América Central) la guerra contra las pandillas es la mayor operación mediática con fines político-electorales del régimen presidencial de Nayib Bukele.

Las pandillas o maras salvadoreñas

En fuentes periodísticas se sabe que las maras son mucho más peligrosas que el Tren de Aragua que opera en el norte chileno.

Su forma de financiamiento es «a través extorsión, el secuestro, la venta de armas, las drogas, el asesinato por encargo, y generando mucha violencia», como señaló el analista Libardo Buitrago en Radio PAUTA.

En fuentes periodísticas se ha señalado que las maras son mucho más peligrosas que el tren de Aragua que opera en el norte del chileno.
Su forma de financiamiento es a «través de la extorsión, el secuestro, la venta de armas,las drogas y el asesinato por encargo y generando mucha violencia».