El gobierno presentará una querella criminal en contra de quienes resulten responsables por la colocación de la bomba hallada el pasado jueves en las afueras de un edificio santiaguino de Las Condes, donde funcionan las oficinas del Grupo Angelini.

El artefacto habría sido colocada en el lugar por nuevos «lobos solitarios», un ciclista en este caso,  como ha ocurrido ya en casos anteriores.

“Como Ministerio del Interior hemos estado desde el primer día en contacto con la Fiscalía elaborando una querella que se va a presentar, donde todo el análisis indica que va a ser por control de armas y artefactos explosivos, que es el tipo de querella que nos ha dado mejores resultados en casos similares”, anunció la ministra del Interior Carolina Toha en La Moneda.

Además fue consultada respecto al grupo antisistema que se adjudicó esta mañana -a través de un comunicado- el frustrado atentado explosivo: Fracción Autonómica Cristián Valdebenito, nombre de un manifestante que perdió la vida en la Plaza Italia durante el estallido social de octubre de 2019.

“En relación a grupos que se adjudican este hecho y le dan una serie de connotaciones, eso es parte de la investigación, y la investigación que la Fiscalía la ha declarado secreta, por lo tanto por el momento ni hay antecedentes comprobables en la materia, ni se pueden comentar porque la investigación es secreta”, respondió Tohá.

La declaración de la Fracción agrega que a tres años de  la revuelta, atacamos con dinamita la empresa SerCor ubicada en la comuna de Las Condes, específicamente en el edificio 150 de avenida El Golf”.

Se trata de la misma organización que en octubre del año pasado se adjudicó la explosión de una bomba a las afueras de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (Anepe), en Providencia.

El dispositivo explosivo fue encontrado cerca de las 7 de la mañana del jueves 20 de octubre por un funcionario del edificio donde operan las oficinas del Grupo Angelini y Celulosa Arauco.

Según relató a La Tercera  una funcionaria que cumplía labores de aseo en el lugar, la primera persona que llegó a trabajar ese día trasladó hacia el interior una bolsa negra que desconocidos dejaron afuera del edificio, ya que pensó que eran los diarios del día. Sin embargo, al revisar el contenido del paquete, el guardia vio que se trataba de algo distinto: un tubo negro con cables unidos y un temporizador.

El descubrimiento de la bomba se produjo tan solo un día después de que el Tribunal Oral en Lo Penal de Santiago condenara a 45 años de cárcel a Camilo Gajardo Escalona, conocido como “Lobo Solitario”, quien fue hallado responsable de cometer seis atentados explosivos en la Región Metropolitana entre 2017 y 2019

La indagatoria es dirigida por la Fiscalía Metropolitana Sur, que dictaminó que Carabineros del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (Gope) realicen las primeras diligencias investigativas para dar con los responsables de la fabricación y colocación del artefacto explosivo.

Según el fiscal regional Héctor Barros, lo encontrado era un artefacto explosivo de alto poder de destrucción”.

¿Quién era Cristián Valdebenito?

Era un joven obrero que recibió el impacto de una bomba lacrimógena de Carabineros en el sector de Plaza Italia, el 6 de marzo de 2020, falleciendo un día después en la ex Posta Central.
Según su certificado de defunción, murió por una «laceración de arteria comunicante anterior derecha y traumatismo cérvico cráneo encefálico por impacto con objeto».

Este sábado, los familiares y amigos de Cristián Valdebenito volvieron a exigir justicia por su muerte.

Así, a dos años de este crimen, se realizó una actividad conmemorativa en Puente Alto, en la cual participó la senadora electa por la Región Metropolitana, Fabiola Campillai, además de vecinos, amigos y familiares.

Cristian Valdebenito Fletcher, hijo del «Conejo», como era apodado su padre, dijo a El Ciudadano que «lamentablemente, no hay justicia, pero como familia seguiremos luchando en las calles como siempre lo hemos hecho, toda la vida. Seguiremos luchando por todos los caídos, por los compañeros que están presos, por los que han sufrido trauma ocular. Seguiremos luchando unidos, esto no ha acabado».

Por su parte, la senadora Fabiola Campillai destacó que Valdebenito «luchó toda su vida por los derechos y por cambiar Chile, y hoy no lo tenemos con nosotros. Es una pena grande para su familia y para nosotros también, por eso estamos aquí para apoyarlos y decirles que vamos a estar en esa lucha por justicia, por verdad, por reparación, y por las garantías de no repetición».