Estados Unidos dijo este miércoles que respeta la voluntad del nuevo presidente colombiano, Gustavo Petro, de restaurar las relaciones diplomáticas con el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro al mismo tiempo que reiteró su compromiso de «recuperar la democracia» en Venezuela.

«Respetamos el derecho soberano de los Gobiernos a establecer relaciones diplomáticas», dijo a la agencia española efe un portavoz del Departamento de Estado en Washington al ser preguntado sobre la designación de Armando Benedetti como nuevo embajador colombiano en Venezuela.

Sin embargo, el exsenador y nuevo embajador de Colombia en Venezuela (foto abajo),  fue llamado a juicio por la Fiscalía General de la Nación y tiene que asistir a una indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia colombiana por posible participación en el escándalo de corrupción del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade).

En 2017 se destapó el caso de Fonade que involucraba a varios congresistas, por la adjudicación de contratos irregulares, para recibir beneficios por parte de esta. Según la Fiscalía, el fondo financiero realizó contratos para adquirir bodegas, para garantizar la actualización de los inventarios de algunos documentos, con la sociedad Certicamara S.A.

Ambos países están buscando acercamientos y lo están haciendo por diversas vías, no sólo diplomáticas.

Alrededor de unos 300 empresarios de Venezuela y Colombia ultiman este miércoles los detalles para un segundo encuentro, que se celebrará en la ciudad fronteriza de Cúcuta desde mañana, donde se planea evaluar escenarios y buscar «potenciales» aliados, de cara a la reapertura comercial entre ambos países anunciada por sus respectivos Gobiernos, indicó el presidente de Fedecámaras del estado Táchira, Maximiliano Vásquez.

«En los últimos años, el mapa empresarial venezolano ha cambiado, igual que el colombiano. Este evento va a permitir que nos reencontremos e identifiquemos a los actores viejos y nuevos en ambas economías que serán potenciales aliados o socios en actividades comerciales para abastecer a Colombia y a Venezuela de productos y servicios», afirmó el dirigente gremial.

Se espera que ambas partes se tengan una segunda reunión y se elabore una agenda  para la reactivación y levantar una base de datos de empresarios de cada país, con la que se pueda organizar una próxima rueda de negocios.

La llegada al poder de Gustavo Petro es una puerta para la reactivación comercial entre ambas naciones, se ha comentado en grupos empresariales de ambos países.