En un reportaje difundido por la BBC de Londres, se calificó como” brutal desinformación” de los chilenos frente al texto constitucional (el borrador), que deberá aprobarse o rechazarse en un plebiscito obligatorio el próximo 4 de septiembre.

El informe radial se refiere a algunas de las confusiones más difundidas, productos de mentiras, fake news e impresiones que se han publicado respecto al borrador constitucional.

El artículo cita al investigador chileno Sebastián Valenzuela, quien usa la palabra “brutal” para describir y comparar la desinformación en torno al texto que Chile deberá Aprobar o Rechazar en septiembre próximo.

El aspecto más problemático del fenómeno, plantea Valenzuela, profesor de la Universidad Católica de Chile, es que la desinformación se usa no sólo para generar confusión sobre la propuesta sino como herramienta de ataque.

Los puntos más conflictivos serían, según Valenzuela,  el aborto, que el texto a votar establece el derecho a interrumpir el embarazo, precisando que se regulará por ley. La propuesta no impide que la ley genere un sistema de plazos que proteja a la madre “o al nascituru”, dice el académico, “que es, por lo demás, lo que habitualmente ocurre en el derecho comparado”.

El reportaje también precisa que “no es cierto que se elimine la educación privada en el país”.

También explica que la propiedad sí es un derecho en la Constitución recién escrita: “Toda persona, natural o jurídica tiene derecho de propiedad” se lee, de lo que solo quedan fuera bienes que “la naturaleza ha hecho comunes a todas las personas” (como glaciares, humedales o alta montaña) o se declaren “inapropiables” (como agua, aire, mar territorial o playas).

Sobre las Isapres (seguros médicos) en el país, éstas no desaparecen con el nuevo texto.

“El clima de desinformación a pocas semanas del plebiscito ha sido advertido tanto por el Presidente Gabriel Boric como por el Servicio Electoral (Servel), órgano autónomo que fiscaliza las elecciones en Chile, entre otras instituciones”, precisa.