Los analistas de Goldman Sachs han decidido rebajar sus previsiones para el precio del hierro, que cotiza por encima de los 700 dólares la tonelada. Para el segundo semestre prevé que este metal se deprecie un 15% hasta el entorno de los 100 dólares.

Las razones de estas previsiones están en las señales de que las cifras de Covid-19 no terminan de aflojar en China, lo que mantiene bajo estrictos confinamientos a un número de ciudades. Goldman Sachs pronostica un superávit de 35 millones de toneladas de acero, por la menor demanda en China.

Paralelamente, el precio del cobre cae también a mínimos en 17 meses, lo que afecta fuertemente a Chile y Perú en Sudamérica.

En este caso, la ralentización del mercado chino, el mayor productor de estos metales se combina con las alzas en los tipos de interés en todo el mundo para tratar de contener la inflación, pero que hacen crecer los temores a una recesión.

«Nos cuesta identificar un factor específico que esté impulsando los precios a la baja hoy, y también observamos que el entorno de riesgo se limita en gran medida a los mercados de metales», dice el informe.

Agrega que todo esto sugiere que la presión sobre los precios debería estar relacionada con nuevos temores de desaceleración en China, que es, con mucho, el mayor consumidor mundial de metales industriales.

Dicho esto, los indicadores adelantados chinos publicados este domingo y hoy lunes mostraron signos de estabilización en el sector manufacturero del país, mientras que el sector de los servicios está repuntando», explican desde Julius Baer. Y pronostican que las caídas en este tipo de materias están lejos de haber tocado fondo.

En España se crean 116.000 empleos en medio de un marcado desempleo

El inicio de la campaña de verano a nivel turístico ha contribuido positivamente para que junio cerrase con la creación de 116.000 empleos, un dato que confirma la tendencia positiva del empleo pese a la rampante inflación y a los temores sobre el crecimiento en próximos trimestres.

Sin embargo, el dato no es tan positivo como el de 2021, por el actual dempleo.

Mientras, el paro registrado ha caído en 42.409 personas para quedar en 2.880.582 desempleados, el nivel más bajo desde octubre de 2008, aunque sin ajuste estacional se registra una leve subida de 3.700 personas. De hecho, el descenso de las personas apuntadas en los servicios de empleo es menor que el de los años precedentes, a excepción de 2020.