El Presidente Gabriel Boric hizo este viernes un llamado para concretar una alianza con el sector privado en un encuentro con la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en áreas como la reconstrucción posterremoto y medidas de seguridad ante la crisis sanitaria por Covid-19.

En esa línea, apuntó a trabajar en la necesidad de avanzar para garantizar la seguridad, certeza jurídica y cohesión social, temas que llamó a impulsar el presidente de la CChC, Antonio Errázuriz, durante la presentación del evento.

“Como gobierno estamos totalmente disponibles para trabajar en que generemos esas confianzas”, comentó el Presidente, quien fue recibido entre aplausos por los asistentes al evento organizado por la CChC, como informó Pulso PM.

El mandatario también invitó al gremio de la construcción a jugar un rol importante para cumplir con el anuncio de la creación de 270 mil viviendas durante los cuatro años de gobierno, que hizo en la cuenta pública de este miércoles.

“Yo creo que puede haber escepticismo respecto a una cifra de estas características, que aun así estamos muy por debajo de lo que necesitamos, pero ese escepticismo transformémoslo en colaboración y en ganas de sacarlo adelante. Esto tiene que ser con colaboración público-privada, o si no, no va a salir”, sostuvo Boric.

El mandatario también aprovechó la cita para hablar de la importancia de avanzar en la agenda de seguridad y realizó un mea culpa respecto a la falta de infraestructura que existe en el país y que es responsabilidad del Estado.

Por otro lado, reiteró su llamado a la unión y trabajo para el progreso, invitando a leer el último libro del excandidato presidencial de derecha, Joaquín Lavín, titulado “Las diez tendencias que transformarán Chile”. “Me contagió el optimismo que tiene en ese libro”, comentó el mandatario.

En esa línea, el presidente convocó al sector privado a trabajar en conjunto para impulsar áreas que son catalogadas como el futuro de la economía, entre las cuales están el hidrógeno verde y la electromovilidad, entre otros temas.

“Nos la vamos a jugar de cuerpo entero para generar todas las instancias de diálogo que sean necesarias para poder materializar estos proyectos que el mundo ha puesto en bandeja para Chile en este momento, no nos los podemos farrear”, dijo Boric.

El mandatario también intentó dar tranquilidad al sector privado ante la agenda de cambios que tiene el gobierno y planteó que es consciente de la realidad económica que vive el país.

“Sabemos que este va a ser un año difícil, y el ministro Marcel lo recuerda permanentemente”, aseguró.

Además, Boric recalcó el compromiso de que el Ejecutivo va a ser “tremendamente responsable con la política fiscal (…) Sabemos que todo lo que vamos a hacer hoy va a tener efecto mañana”. Además, reiteró la idea de que toda medida del gobierno tiene que ser sostenible en el tiempo.

Sin embargo, planteó la necesidad de considerar que el aumento de productividad que busca llevar adelante la agenda del Gobierno debe ser inclusiva. “No sirve si crecemos y crecen sólo unos pocos”, concluyó.

Finalmente, Boric salió al paso de las críticas del presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, quien mostró su sorpresa porque el proyecto de reforma tributaria se presentará este mes.

“Don Juan se nos enojó por la presentación, pero llevamos tres meses conversando y sepan que todas las puertas van a estar abiertas, porque vamos a seguir conversando”, señaló el mandatario. Al respecto, planteó al sector privado que no vea la iniciativa en materia de impuestos como algo en contra de ellos y expresó que espera que la reforma logre el mayor apoyo posible.

“Hagámosla con solvencia técnica, con mirada de futuro y pensando cómo construimos cohesión social”, dijo Boric.