El empresario más poderoso de Chile Andrónico Luksic Craig expresó su profunda preocupación para el futuro de Chile los pasos que está dando la Convención Constituyente.

El organismo ya ha aprobado algunas normas que están relacionadas con un nuevo sistema político, el que aún no está bien definido, o el aborto libre, por ejemplos, que han incrementado las críticas a la formulación de la nueva Carta Magna chilena.

El empresario Luksic, en una carta enviada a los accionistas de la CCU, expresó su preocupación por algunos de los artículos que ya han logrado obtener los 2/3 de aprobación del órgano, señaló el diario La Tercera.

“Desafortunadamente, el tono del debate y algunas de las propuestas que han logrado avanzar hasta ahora son, en lugar de luces de esperanza y señales de reencuentro, un motivo de profunda preocupación por el futuro de Chile. El país requiere un texto que convoque y represente a todos, y que corrija los problemas de la actual Constitución; no uno que imponga una lógica de división o que destruya instituciones y formas básicas de organización que deben ser mejoradas, pero que cumplen un rol fundamental para la sociedad”, escribió el empresario.

“Aún es tiempo de cambiar el rumbo y de que la responsabilidad y la racionalidad primen en la Convención Constitucional, mandatada por la ciudadanía para elaborar una propuesta que apunte a construir un mejor país para todos, que supere el ánimo de revancha invitando verdaderamente al entendimiento y la paz, y que dé respuesta a legítimas demandas sociales», subrayó Luksic.

La reflexión empresarial llega en el momento preciso en que la presidenta de la Convención María Elisa Quinteros , ratificó este martes la decisión de la Mesa Directiva del organismo para activar la prórroga de tres meses en el trabajo del órgano constituyente.

En la reforma a la Constitución que habilitó el proceso constituyente se estableció que el órgano tendría nueve meses para redactar una nueva Carta Magna, plazo que se podría prorrogar -por una vez- por tres meses más. De esta manera, la fecha final para entregar la propuesta de nueva Constitución sería el 5 de julio de 2022.

“Hoy activamos la prórroga constitucional que nos permite extender el plazo de funcionamiento de esta Convención por tres meses más, hasta completar un año de trabajo constituyente”, sostuvo Quinteros en el marco de su cuenta pública».

Agregó que “de acuerdo a este plazo, el texto de la nueva Constitución le será entregado al Presidente de la República el 5 de julio, terxto que será sometida a votación por las y los chilenos en el Plebiscito de salida, en una fecha aún por definir”.