«Estamos en un momento de inflexión. Si queremos que este proceso llegue a puerto, no queda otra manera que aprobar esta modificación al reglamento», dijo este martes, durante su intervención, el vicepresidente de la Convención Constitucional, Gaspar Domínguez (INN).

El mensaje fue claro: para avanzar en el cronograma en medio de miles de indicaciones, deliberaciones y votaciones, la Mesa Directiva pidió modificaciones sustanciales a la manera en que hasta ahora trabajan.

Por 96 votos a favor, 38 en contra -provenientes en su gran mayoría de la derecha- y 13 abstenciones -de algunos INN, Pueblo Constituyente y Movimientos Sociales Constituyentes-, se aprobó la reforma de reglamento presentada por 62 convencionales.

A grandes rasgos, esta modificación busca agilizar los tiempos de debate, deliberación y votación para lograr hasta  el 4 de julio un texto constitucional. El tiempo apremia y los convencionales lo saben, y a pesar de que no todos los constituyentes se mostraron conformes  con la propuesta, terminaron aprobándola.

En primer lugar, los sábados serán considerados como días hábiles, instancia para que las comisiones puedan sesionar y avanzar en la tramitación de normas.

La modificación que más ruido generó entre los convencionales es la que se refiere al Artículo 94, que habla sobre las lecturas en el Pleno. En ese sentido, para la votación en general ya no se podrá solicitar la votación en separado por artículo -tal como se ha realizado hasta el momento-. Por tanto, el informe se votará en su totalidad, y solo se podrá solicitar la votación por artículos e incisos a la hora de revisar el informe de reemplazo y la votación en particular.

En cualquier caso, para solicitar la votación en separado, se necesitará el patrocinio de ocho convencionales.

Para que exista uniformidad, los primeros informes de cada comisión -teniendo en cuenta que algunos ya han pasado por el Pleno- considerarán la forma de proceder anterior a esta reforma de reglamento.

Es decir, las cuatro comisiones cuyos primeros bloques no han pasado aún por el Pleno (Sistema Político, Medio Ambiente, Principios Constitucionales y Derechos Fundamentales) mantendrán el esquema que permite votar cada artículo por separado en la fase general.

Pero, desde el segundo informe y esto vale para todas las comisiones, se aplicará la modificación.