La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sigue recibiendo señales de un crecimiento económico por encima de lo previsto a largo plazo en Colombia, México y Chile, aunque en estos dos últimos países se podría haber tocado techo.

La OCDE publicó este lunes los indicadores compuestos avanzados de diciembre, que como venía sucediendo en los meses precedentes bajaron ligeramente para Chile (9 centésimas a 101,40 puntos) y para México (10 centésimas a 101,60).

Esos indicadores, que señalan por anticipado inflexiones en el ciclo económico, se quedaron en cualquier caso netamente por encima del nivel 100 que marca la tendencia de largo plazo.

La evolución es más favorable todavía en el caso de Colombia, ya que su estadística lleva ya más de un año al alza y en diciembre creció una vez más, aunque muy ligeramente (una centésima). Con 101,97 puntos, marcó uno de los valores más elevados de los miembros de la organización.

En conjunto, el indicador de la OCDE retrocedió 6 centésimas el mes pasado hasta quedar en 100,55 puntos.

Los responsables del seguimiento de estas estadísticas hicieron notar que la fuerte recuperación económica que se había constatado tras la crisis que desencadenó el Covid podría haber tocado techo en algunas de las grandes economías.

El principal ejemplo de ese movimiento es Estados Unidos, cuyo indicador lleva seis meses consecutivos a la baja y en diciembre descendió a 99,91 puntos, por debajo de los 100 puntos de la media de largo plazo.

Los ricos, más ricos

La riqueza de los mil millonarios en Latinoamérica aumentó en un 52 % desde el inicio de la pandemia de coronavirus, mientras que los pobres han estado más expuestos a las muertes por la covid-19, según el informe «Las desigualdades matan», presentado este lunes por Oxfam.

Oxfam Intermón es una organización no gubernamental de cooperación para el desarrollo española, afiliada a la confederación Oxfam, que engloba a un total de 17 organizaciones que trabajan conjuntamente en 41 países.

Informó además que los diez hombres más ricos del mundo han duplicado con creces su fortuna en lo que llevamos de pandemia del coronavirus: en total ha pasado de 700,000 millones de dólares a 1.5 billones de dólares (a un ritmo de 1,300 millones de dólares al día). Mientras tanto, los ingresos del 99% de la humanidad se han deteriorado y esta crisis ha empujado a la pobreza a más de 160 millones de personas más, según el informe de  Oxfam.

«Los millonarios han tenido una pandemia de lujo. Los bancos centrales han inyectado billones de dólares en los mercados financieros para salvar la economía, pero una gran parte ha acabado en los bolsillos de los milmillonarios, que se han aprovechado del auge de los mercados bursátiles», indicó en un comunicado Gabriela Bucher, directora ejecutiva de Oxfam Internacional.

Otro de los permanentes en las listas de más ricos del mundo es el CEO de Facebook, Mark  Zuckerberg (foto abajo), que este año ha lanzado la nominación «Meta» para refrescar la imagen de la compañía tras las numerosas controversias en las que se ha visto envuelta.

«La pandemia de covid-19 ha sacado a la luz la codicia y las oportunidades económicas y políticas que han convertido estas desigualdades extremas en un instrumento de violencia económica», explica Bucher.