La Agencia estadounidense  de Drogas y Alimentación (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó la aplicación de vacunas de refuerzo contra el covid-19 a niños entre los 12 años y los 15 años de edad.

La decisión se toma cuando está a punto de reiniciarse las clases tras las vacaciones de fin de año y se suma a la autorización previa para adolescentes mayores de 16 años que ya había sido emitida semanas atrás.

La FDA también redujo el tiempo para la aplicación de la vacuna de refuerzo de Pfizer de seis meses a cinco meses.

La agencia también autorizó una tercera dosis de Pfizer para algunos niños inmunodeprimidos de entre 5 y 11 años.

Sin embargo, todavía los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) deben decidir si recomendar refuerzos para los adolescentes más jóvenes. Se espera que la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, se pronuncie a finales de esta semana.

La FDA también dijo que todas las personas mayores de 12 años elegibles para un refuerzo pueden recibir una tan pronto como cinco meses después de su última dosis en lugar de seis meses.