Pfizer confirmó esta semana que su píldora contra el covid-19 redujo las hospitalizaciones y muertes entre las personas en riesgo en 89% cuando se toma en los primeros días después de que aparecen los síntomas, según se constató en ensayos clínicos.

Pruebas de laboratorio independientes demuestran que el fármaco conserva su potencia contra la variante ómicron, según anunció la empresa. Pfizer probó el medicamento antiviral contra una versión artificial de una proteína clave que la variante ómicron utiliza para reproducirse.

Las noticias sobre el antiviral llegan en un momento en el que las muertes y las hospitalizaciones vuelven a aumentar: EEUU acaba de alcanzar las 800,000 muertes por el coronavirus, una cifra doblemente trágica ya que 200,000 de esos fallecimientos se produjeron cuando las vacunas ya estaban ampliamente disponibles.

El último aumento, impulsado por la variante delta, se está acelerando debido al clima más frío y a un mayor número de reuniones en interiores. Además, las autoridades sanitarias se preparan para el impacto de la variante ómicron, altamente contagiosa.

Se espera que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) decida próximamente sobre la autorización de la píldora de Pfizer y de una pastilla competidora de Merck, que se presentó a los reguladores varias semanas antes. Si se autoriza, las píldoras serían los primeros tratamientos contra el covid-19 que los estadounidenses podrían recoger en una farmacia y tomar en casa.

“Me animan los prometedores datos publicados por Pfizer, que muestran que su píldora antiviral es eficaz para reducir el riesgo de enfermedad grave en las personas infectadas por el covid-19. Esta noticia proporciona otra herramienta potencialmente poderosa en nuestra lucha contra el virus, incluida la variante ómicron”, dijo el presidente Joe Biden en un comunicado difundido el martes.

“Vacunarse y recibir la vacuna de refuerzo siguen siendo las herramientas más importantes que tenemos para salvar vidas. Pero si este tratamiento se autoriza realmente -y una vez que las píldoras estén ampliamente disponibles- marcará un importante paso adelante en nuestro camino para salir de la pandemia”, añadió Biden. “La combinación de vacunas y refuerzos generalizados, las pruebas y las píldoras eficaces para los que enfermen nos ayudarán a reducir aún más el impacto del covid-19”.