Por Walter Krohne

El gran sueño de la casa propia se desvanece hora a hora debido a la situación económica tras la pandemia y el feroz endeudamiento estatal y la inflación que nos amenza hacia el futuro. 

Desde ya los precios de casas y departamentos se han ido a las nubes, pero no sólo eso: el costo financiero hoy de una propiedad se enfrenta además a las elevadas condiciones bancarias. 

Las tasas de los créditos hipotecarios se encaminan hacia su séptima alza mensual consecutiva. Con datos al 15 de octubre, el interés promedio de los créditos destinados al financiamiento de la vivienda se instaló en el 3,47%, lo que a su vez implica su nivel más alto desde marzo de 2018. 

Y lo que es peor para los potenciales compradores de viviendas es que los créditos deberían seguir subiendo el costo final de una vivenda y, por el momento, no se ve ningún tipo de salida para ello. 

Las tasas hipotecarias han ido subiendo en sintonía con el retiro de estímulo de la política monetaria. El Banco Central ya ha subido la tasa de interés, la denominada tasa rectora, de manera consecutiva en los últimos tres meses. Y los dos últimos movimientos fueron tremendamente agresivos en un intento por parar el proceso inflacionario. 

Aquí han jugado también un muy buen papel decisivo los retiros de los fondos de pensiones y el posible cuarto retiro, lo que los chilenos deberían “agradecerle” a parlamentarios irresponsables al estilo de Pamela Jiles y todos aquellos que van a la reelección y quieren ganar votos sin importarle el país para nada.  La tasa de política monetaria es la gran herramienta que tiene el Banco Central para el control de la inflación y mantener la estabilidad de la moneda. 

La mayoría de los expertos han ido corrigiendo al alza sus perspectivas para la tasa de interés y, de hecho, BanChile estima que podría situarse en 6% hacia fines de 2022, lo que supone que el costo de un crédito hipotecario sería muchísimo más caro que hoy, según el diario Pulso PM. Lo máximo hoy es a 25 años con tasa variable y 20 años con tasa fija que, según el presidente del Banco Santander Claudio Melandri, esta última oferta o modalidad ya casi está desapareciendo del mercado. 

¿Cuánto encarece la tasa la compra de una propiedad? En este momento, según la AGF Soyfocus, las tasas hipotecarias del mercado oscilan en torno al 5%. Si alguien pide un crédito para una vivienda de UF 2.500, con un pie de 20%, a 30 años, el dividendo saldría algo así como $ 325.000. Si el plazo del crédito se acorta a 20 años, el dividendo subiría en torno a 25%, a unos $ 400.000. Y si el préstamo es a 15 años, la cuota mensual ascendería a $ 480 mil.