“Basta ya», «Libertad», «Queremos vacunas», «Sí se puede», «No somos mercenarios», son algunas de las consignas que varias decenas de cubanos coreaban este domingo mientras desfilaban por las calles del municipio San Antonio de los Baños, en las afueras de La Habana. Las imágenes en vivo fueron transmitidas a través de redes sociales de cuentas personales de los participantes e inmediatamente replicadas por plataformas digitales que informan acerca del acontecer en Cuba.

Al mismo tiempo se informó que ya habían desaparecido 60 personas que protestaban. Otras fuentes dicen que fueron detenidas por las fuerzas policiales del régimen, o su paradero es desconocido desde la jornada de protestas del domingo 11 de julio.

La isla por estos días se encuentra inmersa en una severa crisis sanitaria con reportes de más de 6.000 casos diarios de contagiados por COVID-19 y hospitales colapsados con una severa escasez de medicamentos y alimentos.

Cubanos de la isla y emigrados en diferentes partes del mundo se han hecho eco del pedido de un corredor humanitario que permita la llegada de ayuda de emergencia para aliviar el caos sanitario, también frente a la embajada cubana en Santiago de Chile en el barrio santiaguino de Providencia..

Mientras se transmitían las imágenes en vivo en las que los participantes coreaban «No tenemos miedo», se observaban agentes de la seguridad del estado que no se atrevieron a reprimir, simplemente observaban la manifestación.

Uno de los participantes que exhortaba a unirse a la protesta a quienes se encontraba a su paso advertía «Por algo se empieza».

Miles de personas en Cuba salieron a las calles el domingo para quejarse de la falta de libertad y el empeoramiento de la situación económica, según manifestantes que hablaron con CNN.

Esta  jornada de protesta provoco reacciones en diversos puntos del continente.

El secretario de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo en su cuenta de Twitter que reconocen «el legítimo reclamo de la sociedad cubana por medicinas, alimentos y libertades fundamentales» y condenó al gobierno cubano por su llamado a «reprimir».

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llamó al «Estado de #Cuba a cumplir con sus obligaciones de #DerechosHumanos, en particular el derecho a la protesta».

La embajada de Estados Unidos en Cuba, en su cuenta oficial de Twitter, dijo que abogan por el derecho de reunión pacífica del pueblo cubano. «Llamamos a la calma y condenamos cualquier tipo de violencia».

El senador por Florida Marco Rubio compartió varios mensajes en Twitter sobre la situación en Cuba. En uno de ellos dijo: «La ira se ha ido acumulando por meses y apenas está comenzando. #SOSCuba».

Entre tanto, en horas de la noche del 11 de julio, Janet Mosquera Cayón denunció que en la ciudad de Guantánamo fueron arrestados los periodistas independientes Rolando Rodríguez Lobaina, director de la agencia Palenque Visión y líder de la Alianza Democrática Oriental, y Niober García Fournier, del portal web CubaNet.

Rodríguez Lobaina y García Fournier se encontraban en una protesta en la que cientos de personas en el centro de la ciudad de Guantánamo protestaban contra el régimen castrista del Presidente  Miguel Díaz-Canel.

Reacción contra EE UU

Canciller cubano Bruno Rodríguez

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, rechazó hoy las declaraciones del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, sobre temas internos del país caribeño.

En un mensaje publicado en Twitter, el titular de la diplomacia cubana aseguró que el funcionario Estados Unidos carece de autoridad y moral para hablar sobre la política interna de La Habana.

‘Su gobierno ha destinado cientos de millones de dólares para la subversión en nuestro país e impone un bloqueo genocida, principal responsable de carencias económicas’, escribió Rodríguez.

Sullivan expresó el apoyo de su país a ‘la libertad de expresión y reunión en Cuba’ a propósito de los intentos de desestabilización ocurridos la víspera, que generaron el rechazo de amplios sectores sociales.

El funcionario condenó ‘enérgicamente cualquier violencia o ataque contra manifestantes pacíficos que ejercen sus derechos universales’, añadió en la plataforma de microblogueo.

Sin embargo, autoridades locales rechazaron estas acciones para generar caos en el actual escenario agudizado por el bloqueo de la nación norteña y un rebrote de la Covid-19.

El presidente Miguel Díaz-Canel aseguró que quienes buscan un estallido social no quieren un bien de salud para Cuba y cuestionó su apoyo al cerco económico de Washington en el contexto de la pandemia.

Sus principios, por el contrario, se basan en el modelo neoliberal, la privatización de servicios médicos y de educación, dijo el jefe de Estado en comparecencia televisiva.

El presidente Joe Biden olvidó hoy que el bloqueo de Estados Unidos es la causa principal del sufrimiento económico padecido durante décadas por el pueblo cubano, escribió la agencia cubana Prensa Latina (PL).

Biden dijo que es necesario el ‘alivio de las trágicas garras de la pandemia’, pero pasó por alto un elemento esencial: es urgente que su gobierno levante el cerco económico, financiero y comercial para que Cuba acceda a mercados y obtenga recursos, agregó la declaración oficial de Cuba a través de PL.

Culpa de la actual situación al ‘régimen autoritario de Cuba’, pero olvida otra vez que el proyecto social que se construye en la mayor de las Antillas lo respaldó más del 86 por ciento de su población en un referendo, lo cual avala la elección libre de su futuro, agregó PL.

El régimen cubano declaró este lunes que «a casi seis meses de llegar a la Casa Blanca, el gobernante demócrata  Joe Biden sigue sin dar señales del prometido cambio de política hacia Cuba y, por el contrario, mantiene vigentes las 243 medidas coercitivas impuestas por Trump, quien llevó a extremos el bloqueo.