Ya tenemos a la vista dos incidentes dentro de la denominada Convención Constitucional:

1.- 

Los constituyentes electos del Partido Comunista llamaron al Gobierno a colocar urgencia al proyecto de indulto que se tramita en el Congreso y que busca la libertad de los presos políticos detenidos en el marco de las movilizaciones sociales a raíz del estallido social iniciado en octubre de 2019. En un comunicado, los representantes señalaron que si las instituciones no avanzan en su liberación, presentarán un artículo transitorio en la nueva constitución indicando que termine la prisión para quienes participaron en estas protestas.

En el documento detallan que condenan “la injusta prisión y exigimos la puesta en libertad de todas las y los presos políticos de la revuelta social”, al tiempo que instan “al Gobierno a darle urgencia a los proyectos de indulto general y de reparación a víctimas de violaciones a los derechos humanos, ambos en actual tramitación legislativa”.

Además, emplazaron a que se elabore un catastro “que dé cuenta de la realidad de los presos y presas políticas de la revuelta social, privados de libertad y/o con procesos en curso; y de la totalidad de las víctimas de la represión estatal”.

Por otra parte, criticaron el accionar de la Fiscalía ante lo que calificaron como “la opacidad con la que han tratado los procesos de las presas y presos políticos de la revuelta social, y las diferencias en medidas cautelares que se han utilizado para procesar a los agentes del Estado identificados en causas de violaciones a los derechos humanos”.

En el comunicado rechazaron la conducción del actual director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), quien modificó los criterios para identificar a las víctimas de trauma ocular a manos de funcionarios de Carabineros, lo que da una señal equivocada a juicio de los constituyentes quienes señalaron que “lo consideramos altamente peligroso por la señal de impunidad que proyecta”.

“El actual director del INDH, Sergio Micco, no puede seguir dirigiendo dicha institución, dado que sus decisiones contravienen los principios de dicho organismo en tanto defensa y promoción de los derechos humanos. Su actitud pone en riesgo la integridad de las personas y promueve la impunidad”, subrayaron los convencionales electos del PC.

Los representantes, entre los que se cuentan el ex diputado Hugo Gutiérrez y el ex ministro de Desarrollo Social Marcos Barraza, recordaron que los detenidos fueron parte de las multitudinarias movilizaciones iniciadas el 18 de octubre “en una clara oposición y lucha contra el modelo neoliberal, contra las injusticias, demandando una vida digna”.

2.- 

Más de 50 convencionales constituyentes apoyaron este martes la solicitud realizada por sus pares de pueblos originarios que exigieron la renuncia de Francisco Encina Morales, secretario ejecutivo de la unidad Secretaría Administrativa de la Convención Constituyente, nombrado por el ministro secretario general de la presidencia, Juan José Ossa.

A través de un comunicado, los asambleístas de las «primeras naciones» aseguran que Encina «mostró una falta de voluntad» en el cumplimiento de compromisos adquiridos en reuniones previas, lo que demuestra «la falta de capacidad de diálogo intercultural» que tiene el representante del Gobierno en este proceso.

Sobre esta situación, la constituyente mapuche Elisa Loncón, uno de los nombres que más suenan para liderar la Convención, afirmó que esperan la salida de Encina por no tener «las competencias» para dialogar con los pueblos originarios.

«La interlocución con Encina no nos permite una comunicación, porque no tiene las competencias jurídicas, culturales y políticas para interlocutar con las naciones originarias, que hemos llegado a la Convención para demandar nuestros derechos. Entonces nosotros pedimos que renuncie», indicó la representante mapuche en este proceso.

Además, Loncón detalló que una de las quejas contra el secretario ejecutivo de la Convención es que les negó «intérpretes» de sus idiomas para la ceremonia de investidura, algo que considera «una oportunidad del Estado para demostrar pluralidad».

Por su parte, el Subsecretario General de la Presidencia, Máximo Pavez, aseguró que «no hay razones» para pedir la renuncia de Encina y que la unidad Secretaría Administrativa de la Convención Constituyente realiza «un trabajo ejemplar».

«Estamos en una situación de pandemia, aquí no es que nadie esté en un problema de no entender el tema cultural, simplemente estamos en una situación excepcional. Nosotros no podemos ni queremos hacer excepciones respecto de lo que está pasando en nuestro país», indicó la autoridad.

«En este contexto, la Secretaría Ejecutiva ha hecho un trabajo, a mi juicio ejemplar, que si existen diferencias políticas, lo entendemos pero creemos que no justifica la renuncia de nadie que esté trabajando en la Convención», puntualizó Pavez.

Además el grupo constitucionalista rebelde o protestante, dijo que se solicitarán las banderas de Chile y de los pueblos originarios sin diferenciación ni rango jerárquico, esto para que los pueblos originarios no estén subordinadas a la bandera chilena. Además, que se incluya la bandera de la diversidad y que la ceremonia sea transmitida no sólo en lenguaje de señas, sino que en traducción a las lenguas de los pueblos originarios.

Perdón…..algunas preguntitas del editor de  Kradiario…..:

Por Walter Krohne

Estos constituyentes que protestan de esta forma y hacen peticiones inadecuadas o inoportuns, es gente con una mentalidad infantil o del nivel de un cerebro de niños que integran un “Kindergarten” porque muestran una inmadurez política y social total, en una actitud  increíblemente negativa.

Parecerían que estas señales provendrían del Partido Comunista más favorables a buscar un rápido quiebre de la Convención que a mostrar una decisión políticamente madura para estar en condiciones de escribir una nueva y duradera Constitución para Chile.

Además todo esto parece, a veces, que lo que se desea escribir es una Carta Magna para el pueblo mapuche y no para el pueblo chileno en forma global. Para esta tarea fueron elegidos los integrantes de la Convención y no existen posibilidad alguna de cambiar o intentar modificar las reglas del juego.

Además y para peor, en un comunicado, los representantes señalaron que si las instituciones no avanzan en la liberación de los ”vándalos que destruyeron parte de Santiago”, presentarán un artículo transitorio en la nueva constitución que termine con la prisión de quienes participaron en estas protestas.

Esto significa ya un desastre anticipado para la tarea constitucional, ya que este nuevo órgano del Estado no está para nada más que para redactar una nueva Constitución y no para aprobar artículos transitorios relacionados con la política contingente. Este órgano no es un Parlamento, que quede bien en claro. Y más encima están pidiendo que se les pague el pasaje desde el lugar de residencia a Santiago mientras dura la Convención. Todos conocían las reglas de juego desde antes de la elección o… quieren también que se le pague un hotel capitalino de cinco estrellas a cada de los 155 constitucionalistas?

Según Ciper, el objetivo que la centroderecha no alcanzó –manejar un tercio de la convención constitucional– fue superado con holgura por las listas que encarnan propuestas de transformación del modelo. Estos grupos también sobrepasaron a la centroizquierda, dejando a la ex Concertación como cuarta fuerza en la convención. Al menos 77 de los constituyentes provienen del pacto del FA y el PC (28), de la Lista del Pueblo (27), de listas locales (7) y de pueblos originarios (15). Todos impulsan políticas para poner fin al rol subsidiario del Estado, superar la economía extractivista, instaurar la plurinacionalidad, profundizar derechos laborales y cambiar el sistema previsional, entre otras.