La nave, blindada, venía de la región de Sardinata. Al momento de aterrizar en el aeropuerto de Cúcuta fue atacada con disparos de fusil, al menos tres de los cuales habrían impactado en la nave. El hecho ocurrió casi al lado de la frontera con Venezuela, como se puede apreciar en los mapas.

En el helicóptero presidencial viajababn precisamentre el presidente de Colombia, Ivan Duque acompañado de los ministros de  Defensa, Diego Molano; y del Interior, Daniel Palacio.  Pese a la situación, el aterrizaje en Cúcuta fue «normal y todos los ocupantes están sanos y salvos».

El mandatario y comitiva viajaban en la nave blindada Black Hawk procedente de la  región de Sardinata. El ataque se produjo durante la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto de Cúcuta. Los disparos feron de fusil  y al menos tres de los cuales habrían impactado en la nave.

En este momento hay una operación candado en el barrio Camilo Daza de Cúcuta  desde donde habrían salido los disparos.

El presidente Duque ofreció las primeras declaraciones tras el ataque. «He dado instrucciones muy claras a todo el equipo de seguridad de ir detrás de quienes dispararon contra la aeronave y pusieron en riesgo también las vidas de otras personas». «Colombia sigue siempre fuerte enfrentando la criminalidad y nuestras instituciones están por encima de cualquier amenaza», dijo el presidente.»Nuestro Estado es fuerte yColombia es fuerte para enfrentar estas amenazas. Seguiremos trabajando todos los días y demostrando que el Estado hace presencia en cualquier lugar del territorio», aseveró el mandatario.

Duque explicó también que «tanto el dispositivo aéreo como la capacidad de la aeronave evitaron que ocurriera algo letal».