El gobierno peruano ordenó este martes el despliegue de patrullas hacia la zona donde ocurrió la matanza en las que murieron al menos 16 personas este último domingo en Perú en un ataque que las autoridades atribuyen a miembros aún activos del grupo Sendero Luminoso.

El ataque se produjo en una localidad de la región llamada Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), en el centro del país. En esa zona operan focos de Sendero Luminoso (SL) supuestamente aliados con grupos de narcotraficantes, según el Ministerio de Defensa peruano.

Víctor Quispe Palomino

SL es liderado actualmente por Víctor Quispe Palomino. La policía y el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú hablan de 16 personas muertas, 14 adultos y dos niños. Los cuerpos fueron quemados tras el asesinato masivo registrado al interior de un bar. Todos los cuerpos fueron hallados calcinados e irreconocibles.

La ministra peruana de Defensa, Nuria Esparch, confirmó a la emisora Radio Programas del Perú que los muertos son 16. Entre ellos, al parecer, hay dos menores de edad.

El personal de la Oficina Regional de Inteligencia (ORI) y de la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote) de la Policía en Piura identificó a un presunto integrante de lMovimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) que viene apoyando al candidato de Perú Libre, Pedro Castillo.

Se trata de Timoteo Cruz Murillo, quien sería el presidente de la Mesa Directiva del Comité Provincial de Piura del Movadef, el brazo político de Sendero Luminoso. Él estuvo presente en la conferencia brindada por Dina Boluarte, candidata a vicepresidenta de Castillo, realizada este lunes en dicha ciudad.

Movadef es una polémica organización que vinculan con Sendero Luminoso en Perú y a la que acusan de apología al terrorismo.

El atentado y las elecciones presidenciales

Este acto criminal podría afectar a la segunda vuelta presidencial  prevista para el 6 de junio que se disputará entre la derechista Keiko Fujimori y el izquierdista Pedro Castillo, a quien sus detractores han vinculado con Sendero Luminoso, la organización responsable del ataque en Vraem.

Esta es la región del Vraem en el centro del Perú donde ocurrió el atentado.

El padre de la candidata presidencial Keiko Fujimori, cuando era Presidente de la Republica, combatió  duramente a este movimiento terrorista y actualmente cumple  25 años de prisión por dos matanzas y dos secuestros, además de otros delitos contra los derechos humanos, en un  penal peruano.

El presidente peruano, Francisco Sagasti, condenó los asesinatos y anunció que había ordenado el despliegue en la zona de patrullas de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

Según informaron las autoridades, en el lugar del ataque se encontraron panfletos que instaban a los peruanos a abstenerse de participar en las elecciones de junio. y se calificaba de «traidor» a quien votara por Keiko Fujimori. De acuerdo con el texto de los panfletos que publicaron medios locales, el objetivo de los atacantes era «limpiar al Vraem y al Perú de antros de mal vivir, de parásitos y corruptos», y convocar a un boicot en contra de las elecciones presidenciales.

«¡Pueblo peruano: Boicot a las elecciones burguesas, porque no es tu camino: No ir a votar. Votar en blanco. Votar en nulo o viciado!», rezan los panfletos.

«¡Quien vota a favor de Keiko Fujimori es traidor, es asesino del Vraem, es asesino del Perú!», señala el texto.

Reacciones

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el candidato opositor a Keiko Fujimori expresó su rechazo al ataque y su solidaridad con las familias de las víctimas.

«Condeno enérgicamente este atentado terrorista e insto a la justicia a que aplique todo el peso de la ley», dijo.

Las autoridades lo atribuyeron a remanentes de Sendero Luminoso, el grupo maoísta que desató una lucha armada contra el Estado peruano entre 1980 y 1992, y que pudo haber dejado alrededor de 69.000 muertos.

Tras conocerse la noticia surgieron voces críticas que pedían solidaridad con las familias de los fallecidos y que el atentado no se usara políticamente para el balotaje, previsto para el domingo 6 de junio.

Los detractores de Castillo han intentado vincular a miembros de su partido, Perú Libre, con Sendero Luminoso y con el Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), que entre otras cosas, pide la libertad de los senderistas presos.

Mientras tanto la contrincante de Castillo, Keiko,  es hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), preso por violaciones a los derechos humanos, pero a quienes sus seguidores le atribuyen el fin de los  conflictos con Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

La actual campaña

Pedro Castillo y Kekio Fujimori, los candidatos al balotaje.

Las referencias a la campaña electoral propiciaron ataques entre los dos bandos que se disputan la presidencia sobre sus posturas frente a la matanza de personas.

«¿Es la izquierda que necesita a Sendero Luminoso para ganar las elecciones o es la derecha la que lo necesita?. Esta es la pregunta que ahora se hacen los analistas en el Perú.

Vladimir Cerrón, fundador de Perú Libre, el partido de Castillo dijo por twitter que su agrupación «condena todo acto de terrorismo». Por otra parte, Fernando Rospigliosi, del equipo técnico de Fujimori, también tuiteó señalando que «los aliados y defensores de Castillo culpan [del ataque] al narcotráfico o a cualquiera para ocultar la verdad. ¿Por qué será? ¿Por qué defienden a Sendero Luminoso?».

Para Orazio Potestà, experto peruano en temas de narcoterrorismo, este ataque «perturba la campaña presidencial del balotaje por completo».

En la zona donde ocurrió el ataque, Potestà cree que «habrá un amedrentamiento de la población» y que «probablemente haya ausentismo» el día de la votación.

En el resto del país o en Lima, el analista opina que el atentado tendrá efecto a nivel de los debates políticos.

«En el ámbito del debate, alguno de los dos candidatos debe apropiarse del tema antiterrorista. Podría favorecer ahora al candidato que ofrezca soluciones concretas y probadas contra el terrorismo», dijo Potestà a la BBC Mundo.

«En este punto tiene ventaja Keiko Fujimori porque ella se ha apropiado del discurso antiterrorista y tiene una propuesta que ha sido puesta a prueba en los años 90 [en el gobierno de su padre] y ha mostrado cierta eficacia. Castillo no», advirtió el experto.

Cree además que “Castillo tendría que viajar a la zona afectada y mostrar algún tipo de empatía o hacer algún tipo de declaración potente para evitar una acusación “injusta”  porque ahora su candidatura está manchada de ser cercana al terrorismo, al comunismo y la candidatura de Fujimori más bien está del lado de la solución».

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Castillo expresó su rechazo al ataque y su solidaridad con las familias de las víctimas. «Condeno enérgicamente este atentado terrorista e insto a la justicia a que aplique todo el peso de la ley», dijo.

Por su parte, su rival, Fujimori, dijo a medios locales que «lo que busca el terrorismo es detener este proceso electoral. No lo permitamos».

Esta no es la primera vez que ocurre un ataque atribuido a Sendero Luminoso cerca a unas elecciones presidenciales en Perú. En 2016, a horas de celebrarse la primera vuelta de las elecciones, un atentado dejó como saldo 10 personas muertas en Santo Domingo de Acobamba, también en el Vraem, dobde se produce la mayor parte de la cocaína producida en Perú.

El 4 de junio de 2011, un día antes de la segunda vuelta electoral, que enfrentaba al expresidente nacionalista Ollanta Humala con Keiko Fujimori, una emboscada atribuida a Sendero Luminoso dejó cinco militares muertos en la zona selvática de Cusco.

Ante la recurrencia de estos ataques, Potestà reconoce que algunas personas podrían «abrirle una ventana a la sospecha» a este último atentado y preguntarse «de dónde sale, quién lo hizo, qué intereses hay», o «si se trata de un tema orquestado, buscando favorecer a algún candidato».

El experto añade que el ataque no sigue la «línea» actual de Abimael Guzmán, fundador de Sendero Luminoso, que renunció a la «lucha armada» después de ser capturado en 1992.

Desde entonces, la mayoría de líderes de Sendero están presos. Los grupos armados que quedan en el Vraem aseguran ser parte de la organización, pese a que Guzmán ya no los reconoce como miembros.

¿Qué es y cómo surgio Sendero Luminoso en Perú?

Abismael Guzmán, fundador de Sendero Luminoso, en la cárcel.

El nombre oficial de Sendero Luminoso es  Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso (PCP-SL), o llamado por Victor Quispe Palomino su actual líder  en 2018 como Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP). En todo caso es  una organización terrorista​ de tendencia ideológica marxista-leninista-maoísta, que se resume en el llamado Pensamiento Gonzalo​ originada en el Perú.​ Actualmente, el fundador de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, quien se encuentra recluido en la Base Naval del Callao detenido por terrorismo, no reconoce a Víctor Quispe Palomino como miembro, ni tampoco a los demás miembros del MPCP actual.​

Su lema del SL «Por el sendero luminoso de Mariátegui»(escritor, periodista, político y filósofo peruano de comienzos del siglo 20) ​ La meta de Sendero Luminoso es reemplazar las instituciones peruanas, que consideran burguesas, por un régimen revolucionario campesino comunista, presumiblemente iniciándose a través del concepto maoísta de la Nueva Democracia. En 1980, se desató la época del terrorismo en Perú del cual participó como principal agente el terror hasta la captura de su líder, Abimael Guzmán Reynoso en 1992, tras lo cual solo ha tenido actuaciones esporádicas.​

La ideología y tácticas de Sendero Luminoso han tenido influencia sobre grupos insurgentes de corte maoísta como el Partido Comunista de Filipinas y organizaciones afiliadas al Movimiento Revolucionario Internacional.