El periodista Iván Núñez calificó como «ataque terrorista» la emboscada que sufrió este fin de semana junto al camarógrafo Esteban Sánchez, quien perdió la visión. Ambos cumplían una misión periodística de la estación televisiva TVN donde prestan servicios profesionales.

Sánchez se llevó la peor parte al recibir cinco disparos en su cuerpo, uno de ellos en su ojo lo que le hizo perder la visión. Núñez, en tanto, recibió un disparo en su brazo.

A través de su cuenta en Instagram, el periodista y conductor de televisión comentó que «han pasado algunas horas del ataque que sufrimos con mi compañero Esteban Sánchez… aún no logro sacar de mi mente sus gritos de dolor, el ruido de los disparos, el sangrado profuso de sus múltiples heridas, el dolor mío por el disparo en el brazo, la camioneta que chocaba de lado a lado porque nos habían reventado los neumáticos, en fin, la incertidumbre de saber si saldríamos con vida».

«Lamento y lamentaré de por vida que él haya recibido la peor parte. Me habría puesto con gusto en su lugar. Muchos y muchas de ustedes no lo conocen y no saben el valor que tiene, su talento, la creatividad y las ganas eternas de hacer periodismo de calidad», agregó.

«Efectivamente -añadió- fuimos víctimas de un ataque terrorista. Esto no es delincuencia común. No hubo intento de robo, ni nada parecido. Nos dispararon a matar. En mi mano tengo la bala de 9 mm que me dió en el brazo. Esteban recibió 5 de esas. Está vivo de milagro, porque es un luchador, pero también por la ayuda de esa pareja anónima que nos subió a su auto y nos llevó a Cañete y por el esfuerzo del personal sanitario que lo atendió de urgencia. Valoro y agradezco la decisión de TVN de reafirnar su vínculo vitalicio con él. En verdad quien gana es el canal: se asegura su talento por los próximos años».

Nuñez reflexionó sosteniendo que «el periodismo a veces nos exige tomar riesgos. La respuesta a este cobarde ataque, no puede ser replegarnos y dejar de reportear. A nadie se le puede imponer ir a zonas difíciles. Yo seguiré yendo. Ustedes, nuestra audiencia, merecen saber de primera fuente lo que ocurre en nuestro país y también en el extranjero. Por eso hay que ir, hay que reportear, hay que validar lo esencial del periodismo para la democracia».

Este hecho es un ataque más de terror en la Araucanía y una muestra más de que los autores de estos ataques no son mapuches sino terroristas con entrenamiento extranjero.