Aunque este 58 por ciento es según la encuestadora Cadem el registro más alto desde que comenzara la serie en abril del 2020, ya en el extranjero han alabado la conducta de los chilenos y la organización del Gobierno frente al plan de vacuna.

Un amplio reportaje del diario El País de este último fin  de semana destacó  el plan de inoculación que aplica el Gobierno de Sebastián Piñera. Dice la publicación que Chile comenzó a vacunar contra la covid-19 el 3 de febrero y en menos de 21 días más de tres millones de personas ya han recibido al menos una dosis, equivalente al 16% de la población del país, de 19 millones de habitantes. El porcentaje no solo supera con amplitud a sus vecinos más grandes, como Argentina (1,65%), Brasil (3,43%) y México (1,4%), sino que también está por encima de países como España (9,59%) y muy cerca de Estados Unidos (19,44%). La cantidad de vacunas disponibles y la velocidad del operativo, con al menos 1.300 centros de vacunación en el territorio, tiene al país sudamericano como ejemplo regional y mundial.

México, Colombia, Perú, Uruguay o Paraguay han pedido ayuda a las autoridades chilenas, según comentan en la Cancillería chilena. El éxito de la estrategia combina elementos históricos y otros coyunturales: la fortaleza de la salud primaria desde la década de los cincuenta, el músculo comercial de una de las economías más abiertas del mundo y el olfato negociador del propio presidente, Sebastián Piñera, un poderoso empresario, destaca El País. Como resultado, su Gobierno (2018-2022) espera vacunar a 15 millones de personas en este primer semestre y, con ello, alcanzar la inmunidad de la población chilena a finales de junio.

En mayo del año pasado, Piñera ordenó al subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, el abogado Rodrigo Yáñez, que se dedicase exclusivamente a cerrar los tratos con los laboratorios. Yáñez ha liderado desde entonces las negociaciones, en contacto directo con el presidente. Poco antes de la llegada de las primeras dosis de la china Sinovac, a fines de diciembre, por ejemplo, Piñera habló directamente con Xi Jinping para apurar la burocracia. Aunque ha tenido serios problemas políticos en este segundo Gobierno, al presidente chileno se le sigue reconociendo su capacidad de gestión, como la que permitió el mediático rescate de los 33 mineros que quedaron atrapados bajo tierra en 2010, publicó El País de España.

Llegada del primer embarque 

Agrega el diario que el centro de la estrategia chilena ha sido el pragmatismo y la diversidad de laboratorios con los que se negoció en paralelo y por diferentes caminos. El manejo de planes alternativos ha sido especialmente beneficioso, considerando los retrasos en las entregas registrados en todo el mundo. El Gobierno tiene un lema: lo perfecto es enemigo de lo bueno y se necesita llegar a acuerdos rápidamente, porque otros países están en la lista de espera para sellar las negociaciones.

En la encuesta Cadem se señala además que el 20% de los chilenos  declara estar vacunado contra el Covid-19 y sólo el 10% afirma que no se vacunaría. Asimismo, 83% evalúa como bueno o muy bueno el plan de vacunación masivo.

  • Preocupación por contagiarse con Coronavirus continúa muy por debajo de niveles previos al plan de vacunación masivo (69%), llegando esta semana a 56%. Por su parte, la campaña de vacunación sigue impactando positivamente en la evaluación de la gestión de la pandemia por parte del gobierno, llegando esta semana a 58%, su mejor registro desde que comenzara la serie en abril del 2020. Además, 83% evalúa muy bueno o bueno el plan de vacunación masiva contra el Covid-19.
  • Además, la proporción de quienes declaran que no se vacunarían disminuye nuevamente, esta semana llegando a 10% (-1pto). En tanto, 20% señala que ya se vacunó, 60% (+3pts) que se vacunaría cuando sea su turno, y 10% (-5pts) que lo haría más adelante.
  • En relación con el toque de queda, 62% prefiere que se mantenga y comience a las 23 horas, mientras que 37% preferiría que se termine. La diferencia más significativa se da entre personas de distintas edades, siendo los más jóvenes los partidarios de que la medida cese, mientras que los más mayores prefieren que se mantenga.
  • Finalmente, en relación con distintas medidas en torno a las elecciones de múltiples autoridades en abril, 72% está de acuerdo con que se realicen en 2 días; 69% con que los locales de votación abran una semana antes y que la gente pueda inscribirse para ir a votar; 59% con que personas privadas de libertad, pero con derecho a voto puedan votar; y 59% con que las elecciones se realicen en dos fines de semana diferentes.