La Cámara de Representantes votó a favor el  impeachment que acusa al presidente Donald Trump de «incitación a la insurrección», y 10 republicanos apoyaron la medida. La votación fue de 232 contra 197.

El líder de la mayoría republicana en el Senado Mitch McConnell  no descartó votar a favor de condenar a Donald Trump en el juicio político aprobado en la Cámara Baja.

Trump con la prtesidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (demócrata).

En un comunicado, McConnell dijo que “pese a que la prensa está llena de especulaciones”, todavía no ha “tomado una decisión final” con respecto a la que será su postura en el proceso en el que el mandatario está acusado de “incitar a la insurrección”. “Tengo la intención de escuchar los argumentos legales cuando sean cuando sean presentados en el Senado.

Esta fue la primera vez que el poderoso republicano dejó abierta la posibilidad de enjuiciar al mandatario saliente en público. La declaración fue emitida horas después de que The New York Times informara que en privado McConnell se ha mostrado a favor del impeachment, proceso que está siendo promovido por los demócratas como consecuencia de su rol en el asalto al Capitolio del pasado miércoles.

El medio indica además que McConnell cree que una posible destitución del presidente podrá ayudar a purgar al Partido Republicano de los seguidores de Trump, y que el mandatario ha cometido suficientes ofensas contra la nación.  La versión fue también reportada por la cadena CNN.

McConnell, considerado un republicano partidista pero también un defensor del Senado, habló enérgicamente la semana pasada contra la presión de Trump al Congreso para que anulara la certificación de la victoria de Biden. Este mes, con las dos derrotas en las elecciones para elegir a los representantes de Georgia en la Cámara Alta, se confirmó que perderá el cargo de líder de la mayoría y pasará a ser el líder de la minoría republicana, ya que los demócratas lograron llegar a los 50 escaños -la mitad del total- y contarán con el voto de la vicepresidente Kamala Harris para desempatar a su favor.

El martes, Trump se mostró combativo y negó tener responsabilidad por la violencia de sus partidarios en el Capitolio.

McCarthy ha dicho que no está a favor del juicio político porque lo considera “divisivo”, más que por la inocencia del mandatario. Además, él y otros líderes republicanos -McConnell entre ellos- han decidido no presionar a sus compañeros de partido para que se opongan a este proceso formal. Un empleado del congresista ha afirmado al medio neoyorquino que está dispuesto a aprobar una medida para censurar el comportamiento de Trump, la cual no obstante no tendría consecuencias tangibles para el mandatario saliente.

Estas posturas de las dos principales figuras republicanas en las cámaras legislativas de EEUU, por ahora expresadas en privado, reflejan igualmente el tenso panorama político al que se enfrenta el partido de Trump tras el asalto del Capitolio en el que fallecieron cinco personas, mientras siguen publicándose imágenes del caos que se desató en Washington.

McConnell y McCarthy (foto derecha junto a Trump) no mirarían con malos ojos un impeachment contra Trump, comentó la agencia Reuters.

Pese a estas opiniones de los líderes republicanos que se han filtrado a los medios, ni McConnell ni McCarthy han pedido públicamente la dimisión del presidente ni se han mostrado abiertamente de acuerdo con que sea sometido al que sería el segundo juicio político de su mandato.

Hasta el momento, un total de tres legisladores republicanos han confirmado que votarán a favor del impeachment de Trump: Adam Kizinger, congresista de Illinois, Liz Cheney, congresista de Wyoming (número tres de los republicanos en la Cámara de Representantes), y John Katko, congresista de Nueva York.

Aunque por ahora los respaldos son insuficientes, sobre todo en el Senado donde se necesitan dos tercios para una condena, las posturas marcan un cambio con respecto a lo vivido hace un año. Ningún republicano de la Cámara de Representantes apoyó la acusación contra Trump en su anterior juicio político en diciembre de 2019, y sólo un senador del partido, Mitt Romney, votó en su contra. El presidente fue absuelto entonces de haber retenido ayuda económica para forzar a Ucrania a investigar presunta corrupción de su rival político Biden.

El debate

La Cámara de Representantes debatió este miércoles los artículos del impeachment que culpan a Donald Trump de “incitar a la insurrección”, una semana después de que una turba de sus seguidores entrara por la fuerza en el Capitolio y detuviera momentáneamente el proceso de certificación de la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones. La presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, declaró que el presidente es un “peligro” para la nación y que “se tiene que ir”.

Pelosi al pedir el ‘impeachment’ a Trump dijo: “Se tiene que ir. Es un claro peligro para la nación.”

Congresistas republicanos han dicho, en cambio, que el impeachment es “temerario” e “insensato”. El líder del partido en la Cámara, Kevin McCarthy, ha culpado al presidente del ataque al Capitolio, pero se ha opuesto a la acusación por considerar que ahondará las divisiones.