El Tribunal Constitucional dio a conocer el detalle de su sentencia en la que declaró inconstitucional el proyecto de segundo retiro del 10 por ciento impulsado por diputados, y aseguró que los parlamentarios no pueden presentar proyectos sobre materias que son de iniciativa exclusiva del Presidente.

En el documento -que tiene 127 páginas-, los ministros deñ TC Iván Aróstica, Cristián Letelier, José Ignacio Vásquez, Miguel Ángel Fernández y la presidenta de la instancia, María Luisa Brahm (cuyo voto fue dirimente), señalaron que el proyecto presentado por los parlamentarios «contraría los artículos 6 y 7 de la Carta Fundamental, (…) dado que a ninguna magistratura o autoridad le está permitido apropiarse de las atribuciones radicadas en otro órgano del mismo Estado, ni aún a pretexto de circunstancias extraordinarias».

«La materia de que se trata sólo puede ser objeto de una ley de quórum calificado de iniciativa presidencial, con arreglo a la normativa constitucional vigente, y el autor del proyecto de ley cuestionado (el Parlamento) carece de competencia para actuar en la misma», se indica.

La sentencia también indica que los fondos de pensiones «tienen un destinto predeterminado, amparado por la Constitución». Por ende, «no es lícito darles otra aplicación pública diferente de aquellas que justificaron su creación, a menos que se establezca un nuevo estado de necesidad».

Para el diputado DC Matías Walker, presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara Baja, el fallo «es insólito, porque extiende la iniciativa (exclusiva) del Presidente de la República, que es propia de materias de ley, a materias de reforma constitucional. Nosotros vamos a seguir tramitando en la Cámara de Diputados todos los proyectos de reforma constitucional», advirtió Walker.

Para el senador PPD Felipe Harboe «la resolución del TC es extremadamente delicada, porque intenta limitar la potestad del Poder Legislativo, que es, por esencia, el legislador, otorgándole al Presidente la facultad exclusiva de hacer determinado tipo de reformas constitucionales».

Y otra vez salta el tema de la Reforma Previsional

En medio de este debate aparece la propuesta de la Asociación de AFP a la reforma previsional estancada en el Senado que es la de subir la cotización del actual 10% a un 20%, cuatro puntos más que la propuesta del Gobierno (16%).

El gerente general de la entidad, Fernando Larraín, criticó los retiros de fondos previsionales y recalcó que los trabajadores financiaron la crisis con sus propios ahorros.

«Esto nos hace pensar que el 16% que actualmente se está debatiendo ya parece poco y, más bien, habría que definir una cotización mucho más cercana al 20% si uno quiere efectivamente tener un impacto en mejorar las pensiones», explicó Larraín.

«Digamos las cosas como son: los trabajadores, las trabajadoras financiaron la crisis con sus propios ahorros previsionales, sostuvo Larraín.  En ese escenario no estamos diciendo nada sobre cómo se van a reponer dichos ahorros».

«Tendrán que hacerlo los mismos trabajadores, aunque sea una verdad incómoda para el sistema político. Es un tema que, de no resolverse, convertirá cualquier reforma que mejore pensiones en un aplazamiento del problema en el tiempo», aseveró Larraín.

Desde el Gobioerno se escucho sólo la opinión del minsitro de Economía, Lucas Palacios, quien señaló que la idea presentada por las AFP es interesante y se debe analizar.

En la oposición el senador Juan Pablo Letelier (PS) señaló que es «urgente, le pondremos el pie en el acelerador en la Comisión de Trabajo del Senado, para forzar que de una vez por todas se realice una reforma al modelo de pensiones».

«Sentemos las bases para un nuevo sistema de pensiones y que, efectivamente, avancemos como el resto del mundo a un sistema mixto de pensiones», declaró el legislador.