El presidente de la Sociedad de Fomento Fabril, Bernardo Larraín Matte, cuestionó este martes en la inauguración del encuentro empresarial más importante de Chile el papel que está mostrando el  actual Congreso Nacional desde hace algunos meses.

Calificó al actual Parlamento de realizar “un «parlamentarismo de facto» y «populista». «Son los parlamentarios los que siguen actuando como si el crecimiento no fuera un imperativo ético a esta altura», subrayó.

En el acto inaugural del evento participó el Presidente Sebastián Piñera, quien en su discurso aseguró recurrir al Tribunal Constitucional para evitar que los parlamentarios utilicen abusivamente resquicios legales para modificar la Constitución a través de artículos transitorios.

«Lo que estamos viendo hoy día, es que un grupo de parlamentarios, haciendo uso abusivo de un resquicio, de una elusión constitucional, están pretendiendo escribir una Constitución paralela, sin modificar la Constitución vigente a través de artículos transitorios», declaró Piñera

Bernardo Larraín Matte

Larraín Matte, que profundizó en el tema, acotó que  aquellos que están más bien colaborando a una polarización, tienen visiones cortoplacistas, simplistas y a ratos populistas”.

«Me refiero específicamente a aquellos parlamentarios que siguen profundizando ese parlamentarismo de facto sin mediar reforma constitucional alguna, y que están causando, creemos, estragos en nuestro país, en su economía y en las oportunidades de desarrollo social de los chilenos».

«Son esos mismos parlamentarios los que siguen actuando como si el crecimiento no fuera un imperativo ético a esta altura. El populismo avanza no solo por la acción de algunos, sino que, más que nada, por la omisión de otros», declaró el dirigente empresarial.

El Presidente Piñera volviendo a su críítica al Congreso agregó que lo que hace éste no solamente “es profundamente inconstitucional, sino que es un camino que conduce a la destrucción de la institucionalidad. Por tanto, yo quiero decir que como Gobierno naturalmente vamos a intentar corregir, en el proceso legislativo, esta elusión, este abuso, este resquicio».

«De lo contrario vamos a recurrir al Tribunal Constitucional, porque no solamente es una opción, es una obligación», acentó Piñera.

Estas declaraciones se dan justo cuando esta semana el Senado podría votar en sala el segundo retiro del 10%, además de la moción que busca presentar la diputada Camila Vallejos (derecha) con el objetivo de eliminar el 2/3 (dos tercios) necesarios para realizar modificaciones en la Convención Constitucional, a pesar que ya los chilenos votaron “apruebo”, sin cambios y en las condiciones que se les ofreció en el plebiscito del 25 de octubre.

“Lo que se critica es el cambio rápido y por la espalda con hechos consumados como es el modo de actuar del Partido Comunista en el mundo y como lo ha hecho siempre en Chile”, dijeron algunos analistas este martes en radioemisoras locales.

Y en este contexto, la diputada del Partido Socialista, Maya Fernández (izquierda), retiró esta mañana la firma con la que apoyaba el proyecto impulsado por su par comunista, Camila Vallejo, con el que buscan eliminar el quórum de 2/3 de la Convención Constitucional. La legisladora del PC, cuyo partido no firmó el acuerdo “de unidad nacional” del 15 de noviembre por el que se permitió el proceso constituyente,  es quien quiere cambiar ahora las cosas a espaldas de la ciudadanía.

Según la comunista Vallejo  su proyecto para eliminar el quórum de los dos tercios busca «habilitar a la convención a definir sus propios quórums y mandata que haya un ejercicio de participación permanente en el proceso de la redacción de la nueva constitución, que haya contacto con la ciudadanía y con los territorios en este proceso que debe ser lo más democrático posible».

Esta forma de legislar “a hechos consumados” es la crítica que hacen los dirigentes empresariales al Congreso, por la manera «populista» en que están legislando, en medio del debate que ha generado, entre otros proyectos, el que permite además un segundo retiro de los fondos de pensiones.

Juan Sutil

En la reunión empresarial  de este martes, el Presidente de la CPC Juan Sutil criticó también que «el abuso en la presentación de acusaciones constitucionales” muestra una polarización de los mismos que sostuvieron que el anterior retiro de los fondos de pensiones sería excepcional y único.

Hoy,  sin embargo, junto con muchos más parlamentarios,  se suman con entusiasmo a las elusiones constitucionales para desfondar las pensiones futuras, cuando la principal demanda de los ciudadanos, por el contrario, es mejorarlas.

Igualmente algunos de los mismo que firmaron el acuerdo del 15 de noviembre del año pasado, y que concurrieron a la reforma constitucional que los habilitó y que establecía con claridad que la convención estaría integrada por 155 constitucionalistas, hoy proponen subirlo a 180, torciendo claramente el espíritu de lo firmado, e instrumentalizando la legítima cuestión de los escaños reservados a los pueblos originarios».

«Todos estos caminos lo que hacen es que van deteriorando, no el modelo, sino que van deteriorando la institucionalidad, la racionalidad, el bien común del país», declaró Juan Sutil.

Añadió que «son esos mismos parlamentarios que siguen actuando como si el crecimiento no fuera un imperativo ético a estas alturas, suponiendo que el Estado puede distribuir ayuda eternamente e ignorando que la generación de empleos realmente dará dignidad, resiliencia, y proyectos de futuro a las familias chilenas».