El Laboratorio farmacéutico Pfizer anunció este  lunes que un análisis temprano de su ensayo con la vacuna contra el coronavirus “confirmó” que el inmunizador era sólidamente eficaz para prevenir Covid-19, un desarrollo prometedor, ya que el mundo ha esperado ansiosamente cualquier noticia positiva sobre una pandemia que ha matado a más de 1,2 millones de personas.

Pfizer, que desarrolló la vacuna con el fabricante alemán de drogas BioNTech, publicó sólo detalles escasos de su ensayo clínico, basado en la primera revisión formal de los datos por un panel externo de expertos.

La compañía dijo que el análisis encontró que la vacuna era más del 90 por ciento eficaz en la prevención de la enfermedad entre los voluntarios de ensayo que no tenían evidencia de infección previa por coronavirus. Si los resultados se mantienen, ese nivel de protección lo pondría a la par con vacunas infantiles altamente eficaces para enfermedades como el sarampión. No se han observado problemas graves de seguridad, dijo la compañía.

Pfizer planea solicitar a la Administración de Alimentos y Medicamentos la autorización de emergencia de la vacuna de dos dosis a finales de este mes, después de que haya recogido los dos meses recomendados de datos de seguridad. Para el final del año habrá fabricado suficientes dosis para inmunizar a 15 a 20 millones de personas, han dicho los ejecutivos de la empresa.

Kathrin Jansen

La declaración pertenece a Kathrin Jansen, vicepresidenta y jefa de investigación y desarrollo de vacunas en Pfizer, en una entrevista. «Esta fue una situación devastadora, una pandemia, y nos hemos embarcado en un camino y un objetivo que nadie ha logrado nunca: elaborar una vacuna en un año».

Científicos independientes han advertido si contra la divulgación de resultados tempranos antes de que se hayan recopilado datos de seguridad y eficacia a largo plazo. Y nadie sabe cuánto tiempo puede durar la protección de la vacuna. Aun así, el desarrollo convierte a Pfizer en la primera empresa en anunciar resultados positivos de un ensayo de vacunas en etapas tardías, saltándolo al frente de una frenética carrera mundial que comenzó en enero y se ha desarrollado a una velocidad récord.

 

Once vacunas se encuentran en ensayos en etapa tardía,cuatro de ellos en los Estados Unidos. El progreso de Pfizer podría ser un buen augurio para la vacuna de Moderna, que utiliza tecnología similar. Moderna ha dicho que podría tener resultados tempranos a finales de este mes.

La noticia llega pocos días después de que Joseph R. Biden Jr. consiguió una victoria sobre el presidente Trump en las elecciones presidenciales. El Sr. Trump había insinuado repetidamente que una vacuna estaría lista antes del día de las elecciones, 3 de noviembre. Este otoño, el director ejecutivo de Pfizer, el Dr. Albert Bourla, con frecuencia afirmó que la compañía podría tener una «lectura» para octubre, algo que no se produjo.

La Operación Warp Speed, el esfuerzo federal para llevar una vacuna al mercado, ha prometido a Pfizer 1.950 millones de dólares para suministrar 100 millones de dosis al gobierno federal, que se entregará a los estadounidenses de forma gratuita. Pero el Dr. Jansen trató de distanciar a la compañía de la Operación Warp Speed y de la política presidencial, señalando que la compañía, a diferencia de los otros líderes de la vacuna, no tomó ningún dinero federal para ayudar a pagar la investigación.