El Presidente Donald Trump aparentemente espera que se apruebe un nuevo plan de ayuda a las compañías aéreas estadounidenses antes de la elección del 3 de noviembre, luego que su decisión de poner fin a las negociaciones causó alarma entre republicanos temerosos de que los votantes los responsabilicen por el colapso de las negociaciones. Paralelamente el Mandatario, como candidato a la reelección, se  está negando a participar en un segundo y luego tercer debate virtual con el candidato demócrata Joe Biden, porque considera que es «una pérdida de tiempo» y por lo tanto no concurriría a la cita fijada para el 15 de octubre en Miami.

Ya en el primer debate resultó como perdedor al ser poco dialogante, no dejar hablar a su contrincante y por alterarse y justamente esto es lo que no quiere que se repita. Una vez más, Donald Trump quiere jugar con sus propias reglas.

El presidente de Estados Unidos anunció este jueves que considera una soberana “pérdida de tiempo” participar en un debate virtual frente a su rival Joe Biden y que por lo tanto no acudirá a la cita del próximo jueves 15 de octubre.

Cuando falta menos de un mes para las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos, el exvicepresidente Joe Biden aventaja al presidente Donald Trump por 9 puntos porcentuales en la intención de voto a nivel nacional, según la media de distintos sondeos elaborada por la web de noticias políticas estadounidense Real Clear Politics. Las fuentes utilizadas para hacer la media, de forma individual, constatan la ventaja del que fuera vicepresidente con oscilaciones entre los 8 puntos porcentuales -sondeo de ‘The New York Times’, por ejemplo- y 16 -el llevado a cabo por la cadena televisiva CNN-.

El 6 de febrero de 2020 en la Cámara de Diputados en EE UU, Nancy Pelosi  rompió un discurso pronunciado en el recinto por Trump.

Ahora surje el problema del Presidente con el Congreso por la negociación de una ayuda para la industria aeronáutica.

Tras abandonar el plantel asistencial el viernes Trump dijo que las negociaciones sobre un nuevo paquete de ayuda con los demócratas habían  sido reanudadas y que podrían incluir una nueva ronda de cheques de subsidios de 1.200 dólares, pero la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, respondió que solo negociaría si la Casa Blanca se compromete a aprobar una partida integral y no solo ayuda para las aerolíneas.

El nuevo anuncio de Trump ocurrió dos días después de que ordenó a sus asesores cancelar las negociaciones.

“Terminé las negociaciones hace dos días porque no estaban funcionando. Ahora están comenzando a funcionar, estamos comenzando a tener unas negociaciones muy productivas”, dijo el presidente en una entrevista con Fox Business Network.

Pelosi y el negociador principal del gobierno de Trump, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, han estado discutiendo sobre la posibilidad de negociar un paquete de ayuda para las aerolíneas y proteger decenas de miles de puestos de trabajo en esta industria.

United y American Airlines dejaron sin trabajo a más de 30.000 empleados por la pandemia y después de que los subsidios federales para trabajadores de esta industria expiraron la semana pasada.

La Ley Cares, promulgada en marzo, incluyó un plan de subsidios para las aerolíneas que venció el 1 de octubre. Los demócratas favorecen renovar el plan con alrededor de $25.000 millones.