Un tribunal de Santiago declaró hoy culpable al imputado como co-autor del incendio que el 8 de noviembre de 2019 destruyó una antigua e histórica casona en la Avenida Viciña Mackena, que era sede administrativa de la Universidad Pedro de Valdivia.

Alejandro Gutiérrez Carvajal declarado culpable del atentado incendiario de la casona universitaria (ver foto de portada).

El imputado, según lo acreditó el Ministerio Público, es Alejandro Carvajal Gutiérrez quien fue declarado esta mañana culpable en el Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago.

El Ministerio Público acreditó que Carvajal Gutiérrez cometió el delito de incendio frustrado en la sede universitaria el pasado 8 de noviembre.  A Carvajal se le acusa de haber ociupado  líquido acelerante con la intención y voluntad de propagar el fuego que ya había comenzado en algunas partes del edificio. De acuerdo al Ministerio Público, dicha acción fue registrada por cámaras de funcionarios de Carabineros que se encontraban en cumplimiento de labores preventivas y de control de orden público en las inmediaciones.

Respecto al acusado, la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente solicitó una pena de 10 años de prisión en su contra, en una sentencia que se dictará el 22 de septiembre próximo.

El fuego destruyó parte del monumento histórico ubicado en Vicuña Mackenna 44 y que fue construido en 1915 como la casa Schneider Hernández. Hasta noviembre pasado era un edificio patrimonial del centro de Santiago, donde funcionaba la Casa Central de dicha universidad. La noche del incendio a esta casa fue atacada también por manifestantes la Embajada Argentina en Chile,oitro inmueble histórucio que que fue fuertemenrte dañado.

Así publicó el hecho Kradiario en la edición Nº 1.134 del 9 de noviembre de 2019:

Todo esto ocurrió en el sector de Vicuña Mackena, cerca de la Plaza Italia al cumplirse tres semanas de protestas contra el Gobierno de Sebastián Piñera, que ya no tiene fuerzas para combatirlas.

Un grupo de personas enfurecidas ingresó al jardín de la embajada de Argentina en Chile, incendiaron un edificio histórico y saquearon una Iglesia en el sector de Plaza Italia y Vicuña Mackena, entre otros desmanes ocurridos en el el día en que se cumplieron tres semanas de protestas que han dejado al menos 20 muertos y 1.600 heridos.

El inmueble incendiado, que data del siglo XX era utilizado como rectoría y decanato de varias facultades de la Universidad Pedro de Valdivia, privada, prendió en llamas por obra de un grupo de encapuchados que antes saquearon el lugar, dijo a la prensa Felipe Guevara, intendente  de la Región Metropolitana.

Carabineros detuvo a tres sospechosos de provocar este incendio, localizados mediante seguimiento ocular por agentes y por los vídeos de las cámaras de seguridad de la Universidad.

El fuego se propagó rápidamente entre el segundo y el tercer piso de la casa histórica con lenguas de fuego visible desde varios puntos de la capital chilena mientras una veintena de compañías de Bomberos intentaba salvar lo insalvable.

El rector de la Universidad Pedro de Valdivia, Rafael Rosell, dijo a la prensa que «es muy triste para Santiago perder su patrimonio» y que un hecho así ocasiona «un daño muy grande a la comunidad».

 Mientras se incendiaba el edificio universitario otro grupo de manifestantes violentos saltó las rejas de la embajada de Argentina en Santiago de  Chile y ocasionó destrozos en su jardín, además de romper algunos ventanales  arrojando piedras.

Iglesia afectada por incendio y profanación

Los incidentes violentos de la jornada continuaron con el saqueo de la Parroquia de la Asunción, de donde los violentistas sacaron bancos y confesionarios para montar barricadas en las calles.

Otros manifestantes violentos comenzaron a distribuirse por diferentes puntos de la ciudad en los que causaron más desmanes, entre ellos el incendio del Registro Civil del barrio santiaguino de Providencia, además de generar múltiples barricadas y fogatas callejeras

 

Los hechos vistos por otros ojos

El medio Red Digital publicó en junio pasado: «Alejandro Carvajal Gutiérrez: Siete Meses Preso por Caer Detenido en Estallido Social» Hoy los chilenos sabemos que este joven fue uno de los incendiarios de la Avenida Vicuña Mackena de Santiago.

Alejandro Carvajal Gutiérrez (en círculo) junto a su familia

El mismo medio escribió en una críonica-entrevista: «La vida de la familia chilena Carvajal Gutiérrez cambió para siempre el año pasado. Su hijo Alejandro, de 19 años, fue detenido en medio de una manifestación contra el Gobierno y esta semana (junio) cumplió siete meses preso, acusado de incendiar un edificio. Sin embargo, sus padres aseguran que es inocente y que fue usado como chivo expiatorio. Por eso se embarcaron en una lucha sin descanso para poder demostrarlo.

El 8 de noviembre, durante una protesta en Santiago, un emblemático edificio construido en 1914 se quemó por completo. La policía culpó a los manifestantes y detuvo a Alejandro, cuya familia (ver foto) declaró el medio digital que «la ausencia en casa de Alejandro» ha sido una debacle para la familia Carvajal, explicaron  José y María, sus padres. Ambos dedican su tiempo y ganas a organizar campañas de apoyo en redes sociales y a gestionar la defensa del caso, mientras deben lidiar con toda la carga emocional.

«Hemos pasado por un gran sufrimiento. Yo bajé de peso y me ha subido mucho la presión. Nos sentimos impotentes y lo único que queremos es que nos escuchen», pidió María Gutiérrez. Sin embargo, el clan ha sabido permanecer unido». Todo esto escribió  la Red Digital, mucho anbtes qde que Alejandro Carvajal Gurtiérrez (foto abajo) ifuera declarado culpablñe.

Su hermana Miriam participa en la Coordinadora 18 de octubre, una organización que presta ayuda a los manifestantes que fueron encarcelados durante las marchas de la revuelta, según el medio digital.