John Bolton

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, aseguró que el líder norcoreano, Kim Jong-un, no estaba preparado para aceptar el “gran acuerdo” del mandatario estadounidense Donald Trump en la segunda cumbre celebrada en la capital de Vietnam, Hanói a fines de febrero.

“El problema en realidad era si Corea del Norte estaba preparada para aceptar lo que el presidente llamó un ‘gran acuerdo’, que consistía en la desnuclearización completa”, aseguró Bolton en una entrevista este domingo con la cadena estadounidense CBS News.

Bolton insistió en que la cumbre entre ambos líderes no fue “un fracaso”. “Lo considero un éxito que promueve y protege los intereses nacionales de Estados Unidos”.

“Creo que Trump hizo algo muy importante para Corea del Norte y otros países del mundo sobre la negociación con Kim Jong-un”.

Trump “no está desesperado por un acuerdo ni con Corea del Norte ni con nadie, pero sí lo está por el interés nacional estadounidense”, según Bolton.

Los días 27 y 28 de febrero se celebró en Hanói (Vietnam) la segunda reunión de Trump y Kim. La cumbre terminó antes de lo programado y sin acuerdo, aunque las partes quedaron en mantener más reuniones en el futuro. En la ocasión el presidente estadounidense justificó la decisión de terminar anticipadamente la cumbre con el líder norcoreano, porque se llegó a la conclusión de que “no había nada bueno que firmar” y el líder norcoreano insistía en el levantamiento de todas las sanciones, algo en lo que Estados Unidos no podía ceder.

Antes del encuentro, Trump le había prometido a Kim un “brillante futuro”, si renunciaba a su a arsenal nuclear, pero Trump dijo que el líder norcoreano ofreció desmantelar el centro de investigación nuclear de Yongbyon a cambio de levantar todas las sanciones sobre el país asiático y que Washington rechazó esta oferta.

Trump ha insistido en que su cumbre de estos dos últimos días con Kim, con quien ha dicho tener “una muy buena relación”, ha sido “productiva”, pero “a veces hay que marcharse y esta ha sido una de ellas”.

“Seguiremos trabajando y ya veremos qué ocurre”, confió Trump. En este sentido, señaló que Kim le prometió durante su encuentro del miércoles que no llevará a cabo más ensayos nucleares y de misiles. “Confío en él”, ha asegurado, subrayando que aunque la “visión” del líder norcoreano no es la de Estados Unidos “está más cerca que hace un año”.

Pese a todo, se ha mostrado convencido de que “terminaremos siendo muy buenos amigos” y ha vuelto a reiterar el “potencial tremendo” que tiene Corea del Norte. “Queremos que el país prospere pero no podíamos ceder” en lo que exigía ahora, ha agregado.

Trump dijo que no se ha programado otra cumbre con el líder norcoreano.