El Gobierno venezolano anunció la detención este lunes de un grupo de cerca de 40 presuntos militares que se sublevaron y llamaron a la población a rebelarse y desconocer el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro, cuyo segundo mandato inició hace unas semanas.

A través de un comunicado, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) informó que a eso de las 02:50 horas de este lunes (hora local), “un reducido grupo de asaltantes adscritos al comando de zona número 43 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), traicionando su juramento de fidelidad a la patria y sus instituciones, sometió al capitán Gerson Soto Martínez, comandante del puesto de coordinación policial Macarao, desde donde se desplazaron en dos vehículos militares” hacia otro cuartel policial, de donde robaron armas. La institución afirmó que “los delincuentes fueron rendidos y capturados” en la Unidad Especial de Seguridad Waraira Repano, en la zona caraqueña de Cotiza, a donde se dirigieron los militares. Asimismo, se logró recuperar el armamento robado.

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, señaló a través de su cuenta de Twitter que “nuevamente nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Centinela de la Patria, captura y rinde a un pequeño grupo de asaltantes y traidores a la Patria que robaron un armamento para generar violencia y zozobra en la población”.

“Obligados a confinarse en Cotiza, el grupo de asaltantes, fueron neutralizados, rendidos y capturados, en tiempo récord. Ya están confesando detalles, lo primero que dijeron fue que les ofrecieron villas y castillos y los dejaron solos, que los habían engañado”, aseguró la autoridad. El hecho, iniciado esta madrugada y viralizado a través de redes sociales, causó que un grupo de varias personas se movilizara a la zona de conflicto para manifestar su apoyo a los soldados sublevados y protagonizar violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Por otro lado, la FANB aseguró que a los detenidos “se les aplicará todo el peso de la ley” por su “traición a la patria”.

En la mañana, radios internacionales informaron que un hombre que se identificaba como sargento de la Guardia Nacional Bolivariana pide la destitución del presidente Nicolas Maduro  en un video en redes sociales. Esto ocurre en una barriada caraqueña que fue acordonada por policías.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, publicó un comunicado oficial de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), en el que se asegura que los sublevados, a quienes se califica como “delincuentes” han sido “rendidos y capturados”.

Las fuerzas de seguridad dispararon gases lacrimógenos contra un grupo de manifestantes en la capital de Venezuela, luego de un aparente levantamiento de una unidad de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), informó la Deutsche Welle (DW).

“Los vecinos de Cotiza salieron a apoyar a los funcionarios de la GNB que se sublevaron. La dictadura ya los está reprimiendo, pero el sentimiento de cambio es indetenible”, publicó en Twitter el diputado opositor y expresidente del Parlamento Julio Borges.

Los vecinos de Cotiza salieron a apoyar a los funcionarios de la GNB que se sublevaron. La dictadura ya los está reprimiendo, pero el sentimiento de cambio es indetenible, agregó la DW.