El Parlamento británico rechazó hoy el acuerdo de salida de la UE negociado por el Gobierno de Theresa May con los socios comunitarios. El jefe de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha presentado una moción de censura contra la primera ministra que será debatida este miércoles.

La decisión abre una interrogante en la cuestión el calendario del Brexit, que preveía completar la salida el 29 de marzo. Bruselas, que estudia las fórmulas políticas y jurídicas necesarias para acordar un posible retraso del Brexit, podría prorrogar el período de negociación para la salida del Reino Unido de la UE.

May sufrió una derrota parlamentaria que casi no tiene comparación en la historia parlamentaria británica.

La votación terminó con 432 votos en contra y 202 a favor.

El Gobierno dispone ahora de tres días hábiles para presentar un plan alternativo. La primera ministra, quien imploró por última vez a los diputados que apoyaran su plan, no tiene intención de dimitir.

.
Dijo que un nuevo referéndum traicionaría la voluntad expresada en las urnas en 2016, quebraría la confianza de los ciudadanos en la democracia, y no aseguraría el fin de la división generada en los últimos años. La renegociación de un nuevo acuerdo con la UE es imposible a estas alturas. Y unas nuevas elecciones generales solo supondrían dos meses de parálisis para hacer frente, fuera quien fuera el que llegara al Gobierno, con el mismo problema.
.
Definirá el futuro de Reino Unido por décadas”, dijo. El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, calificó el acuerdo a votación de “temerario salto al vacío”, anunció que su formación se opondrá y pidió la convocatoria de elecciones anticipadas si triunfa el no.
.
El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, afirmó que toma nota “con pesar” de la votación del acuerdo del Brexit. “Insto al Reino Unido a aclarar sus intenciones lo antes posible. El tiempo se acaba”, aseguró.
El aliado de May, el Partido Democrático Unionista (DUP), con  10 votos , decidió finalmente también votar en contra del Brexit.
.
Sin embargo, el  DUP apoyará mañana a May en la moción de censura presentada esta noche (hora británica) por el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn. De ser así y no recibir votos contrarios de su propio partido, May sobrevivirá. Según el reportero de SkyNews Faisal Islam, 118 diputados conservadores votaron contra el acuerdo del Brexit de su líder Theresa May.  El total de votos fue de 634,  lo que significa que la derrota de hoy de May fue contundente.
.
La incertidumbre que reina ahora en Europa
,

El Reino Unido se adentró hoy en lo que May llamó hace una semana “territorio desconocido”.

De esta manera, no está claro en estos momentos si realmente habrá Brexit, con o sin acuerdo, este 29 de marzo,

Esta votación debía haberse realizado el pasado 11 de diciembre, pero ante una derrota segura, May la postergó a enero.

El punto del documento que causó más rechazo entre los legisladores es la salvaguarda irlandesa, por la que Irlanda del Norte (que junto a Escocia e Inglaterra conforman Reino Unido) hubiera quedado sometida a algunas normas de la UE si, después del periodo de transición, Londres y Bruselas no llegaban a firmar un acuerdo comercial.

Cinco posibles escenarios

.

1.- Un brexit caótico sin acuerdo

Es el escenario predeterminado por defecto. La fecha del brexit ya está fijada para el próximo 29 de marzo. Si el Parlamento británico rechaza el acuerdo de May y no logra consensuar una alternativa, Reino Unido abandonaría la UE a las bravas, sin ningún pacto con sus socios. Se trata de la opción preferida de los euroescépticos más radicales, como el exministro de Exteriores Boris Johnson, que quieren romper todos los vínculos con la Unión. Pero no cuenta con mayoría en el Parlamento británico. Las consecuencias económicas serían devastadoras: un brexit caótico costaría al Reino Unido un 8% del PIB, según el Fondo Monetario Internacional. Y se traduciría además en colas interminables de camiones en el puerto de Dover por los controles aduaneros, problemas de abastecimiento de alimentos e incluso de fármacos, perturbación del tráfico aéreo o una incertidumbre extrema sobre los derechos de los ciudadanos europeos que viven en territorio británico.

2.- Revocar unilateralmente el brexit

Es la opción que ha defendido este fin de semana el ex primer ministro británico, John Major, que la define como “el único camino sensato” ya que “el coste de un brexit sin acuerdo para nuestro bienestar nacional sería profundo y duradero”. Reino Unido puede revocar unilateralmente el procedimiento de salida establecido en el artículo 50 del Tratado y quedarse en la UE en los términos actuales, siempre que lo haga antes del 29 de marzo, según ha dictaminado el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE). Eso daría tiempo para entablar “un nuevo proceso” de consulta nacional sobre las relaciones futuras con Bruselas o incluso para celebrar un segundo referéndum, sostiene Major. Este escenario cuenta con muy pocos apoyos en el Parlamento británico: apenas los nacionalistas escoceses que plantearon el caso ante el TJUE.

3.- Una prórroga en las negociaciones

Reino Unido podría solicitar a la UE una prórroga en las negociaciones, más tiempo para lograr un consenso nacional sobre el tipo de brexit que desea. Por ejemplo, para optar por el modelo de Noruega, según el cual Reino Unido se quedaría en la unión aduanera y el mercado interior. Una solución que cuenta con apoyos incluso dentro del Gobierno de May porque no requeriría un estatus especial para Irlanda del Norte. La petición tendría que ser aprobada por unanimidad por los otros 27 Estados miembros. El problema de este escenario es que choca con las elecciones a la Eurocámara de mayo, en las que supuestamente ya no participarán los británicos. De hecho, el resto de socios ya se han repartido sus escaños: España gana otros 5 eurodiputados. Por eso, la UE está dispuesta a conceder esta prórroga, pero sólo hasta julio, fecha en la que empieza a funcionar el nuevo Parlamento Europeo. ¿Sería suficiente para celebrar unas nuevas elecciones o un segundo referéndum? La primera ministra británica ha repetido este lunes que no quiere pedir más tiempo: el brexit debe materializarse el 29 de marzo de 2019.

4.- Nuevas elecciones en Reino Unido

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha prometido que si el Parlamento británico tumba el acuerdo del brexit de May, planteará una moción de confianza con el objetivo de lograr la convocatoria de elecciones anticipadas. Este es su escenario privilegiado para renegociar con Bruselas los términos del divorcio, ya que a su juicio el brexit ya no puede detenerse. Para que sea posible, Reino Unido tendría que pedir también una prórroga a los socios de la UE. Pero todo apunta a que los laboristas no cuentan con apoyos suficientes para forzar la convocatoria electoral.

5.- Un segundo referéndum sobre el brexit

La celebración de un segundo referéndum sobre el brexit es la opción preferida por los ciudadanos británicos si Westminster tumba el acuerdo de divorcio de May. Un 46% de los encuestados apoyan la nueva consulta, frente al 28% que están en contra y el 26% que no saben o no contestan, según un sondeo publicado por The Independent. El 45% de los británicos votaría ahora quedarse en la UE, frente a un 39% que se opone a revertir el brexit, mientras que el 16% no sabe o no contesta. Es decir, la opinión pública británica sigue profundamente dividida. La primera ministra británica se opone radicalmente a un segundo referéndum, que tampoco cuenta con las simpatías de Corbyn, aunque sí de las bases y de muchos altos cargos laboristas.