El presidente de Chile, Sebastián Piñera, exhibió en su reunión con Donald Trump en la Casa Blanca este viernes una curiosa bandera de Estados Unidos, que en unos de sus fragmentos tenía inserta una bandera chilena.

Antes de la conversación, ambos mandatarios posaron ante la prensa y el presidente chileno aprovechó de mostrar un folio impreso con la bandera de Estados Unidos, que si se miraba de cerca uno de los cuadrantes contenía también el emblema de su país.

“Uno puede decir que Chile está en el corazón de Estados Unidos”, explicó Piñera.

Esta acción provocó el enojo de muchos chilenos que, además, resaltaron que la imagen es falsa porque el orden de las franjas del símbolo estadounidense están alterados. “Es una vergüenza”, fue uno de los comentarios más repetidos en Twitter entre las reacciones al gesto de Piñera, según las agencia Reuter y AFP.

Luego, al salir de la Casa Blanca, el presidente de Chile ofreció más palabras a periodistas que le consultaron sobre esta “broma” con Trump y, para deleite de sus opositores, cometió otro error, agregaron las agencias.

El encuentro estuvo centrado en las relaciones bilaterales, el comercio y la crisis en Venezuela. La postura de Trump sobre una posible intervención militar en el país petrolero diverge de la de Piñera, que considera que una “opción militar no es una opción buena”.

La escena parece ser una repetición, pero de otra forma, de la conducta de Piñera “fuera del protocolo” cuando visitó al entonces Presidente de EE UU, Barack Obama en la Casa Blanca.

Esto es lo que publico Kradiario tras ese hecho en junio de 2013:

El “gustito de un millonario”

LA VERSIÓN CORRECTA DE LA “DESUBICADA” CONDUCTA DE PIÑERA EN LA CASA BLANCA

El periódico británico el Daily Mail hizo una ácida crítica al Presidente Sebastián Piñera quien quebró el protocolo durante su visita a Washington al ocupar el escritorio presidencial de la Casa Blanca.

“¿Quién te has creído que eres?”, se preguntó el diario del Reino Unido, relatando así lo ocurrido: “Fue su primera visita oficial a la Casa Blanca y el presidente chileno Sebastián Piñera logró de inmediato provocar un revuelo, por las razones equivocadas. En un vergonzoso desliz, el martes de la semana pasada el multimillonario de 63 años se sentó en el escritorio Resolute (del despacho oval), rompiendo las políticas de protocolo”.

“Voy a sentarme en el escritorio del Presidente de los Estados Unidos, afirmó Piñera frente a un visiblemente sorprendido Obama”, agrega el matutino.

“Y para hacer peor las cosas, dijo el empresario convertido en político,  justificó sus acciones diciendo ‘Es que, ¿saben? Mi hija nació en Estados Unidos’”.

“En medio de la risa de sorpresa, alguien en la habitación le preguntó a Obama cuántos otros presidentes se habían atrevido a sentarse en su puesto. El mandatario norteamericano respondió: ‘Él es el único’”, narra el periódico.

Este hecho fue sin duda uno de los temas más comentados de la visita del presidente Piñera a la Casa Blanca. Según periodistas presentes en el encuentro, Piñera dio este paso  como una forma de “empatar” lo ocurrido durante la visita del presidente estadounidense Barack Obama a La Moneda el año pasado.

En esa oportunidad, Obama recibió un llamado telefónico urgente desde Washington, por lo que Piñera le ofreció usar su despacho para mayor privacidad. Al ingresar a su oficina posteriormente, el mandatario chileno le encontró instalado en su pupitre.

La publicación del Daily Mail en Londres

Who do you think you are?: Chilean president justifies breaking protocol and sitting at Obama’s desk by saying his daughter was born in America

PUBLISHED: 20:03 GMT, 8 June 2013 | UPDATED: 16:54 GMT, 9 June 2013 ,854 shares

It was his first official White House visit, and already Chilean PresidentSebastián Piñera’s causing a stir – for the wrong reasons.
In an embarrassing faux pas, the 63-year-old billionaire sat down at the Resolute Desk in the Oval Office on Tuesday, breaking the White House’s political protocols.

‘I’m going to sit at the President of the United States’ desk,’ Piñera saidin front of a visibly surprised President Barack Obama.

‘I’m going to sit at the President of the United States’ desk’: Chilean President Sebastián Piñera helps himself to the seat of visibly surprised President Barack Obama

And to make matters worse, the businessman-turned-politician justified his actions by saying: ‘You know my daughter was born in the United States.’

Huffington Post reports Piñera appeared to sit down spontaneously, without consulting Obama’s advisers or security personnel.

Amid surprised laughter, someone in the room asked Obama how many other world presidents had made such a bold move.

Obama responded playfully: ‘He’s the only one.’

First official visit: U.S. President Barack Obama, pictured right, welcomed Chilean President Sebastián Piñera to the White House on Tuesday

Obama welcomed his Chilean counterpart to the White House on Tuesday, praising the South American country’s growing economy and democratic advancement.

During their hour-long meeting, both leaders said they were committed to working towards a comprehensive trade agreement in the Asia-Pacific region, which would include the two countries.