A cuatro días de que se conozca el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la demanda marítima boliviana, el presidente Evo Morales anunció que decidió amnistiar a los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Quiroga, en los procesos que enfrentan ante la Justicia por los casos Quiborax y Petrocontratos, respectivamente.

Los ex mandatarios puedan afrontar “las nuevas actividades” de “defensa y negociación de nuestro derecho marítimo” en escenario post La Haya. “Carlos Meza y Jorge Quiroga deberán defender la demanda marítima “con todas sus energías, con todo su corazón y capacidad intelectual”, dijo el Presidente.

El gobernante explicó que su determinación se sustenta en la atribución 14 del artículo 172 de la Constitución Política del Estado (CPE) referida a la amnistía presidencial.

“Para encarar el proceso resultante el fallo de La Haya, utilizando los mecanismos constitucionales vigentes, he tomado la decisión de que ningún expresidente, salvo acusaciones de lesa humanidad o genocidio, tengan proceso judiciales pendientes que entorpezcan las nuevas actividades internas y externas de defensa y negociación de nuestro derecho marítimo”, anunció.

“Tomo esta decisión de manera personal, apoyándome en la autoridad legal que la Constitución Política del Estado me confiere y lo hago sin solicitar a los expresidentes beneficios para nada personales, a cambio solo que defiendan a Bolivia y a nuestro pueblo y a nuestro derecho de una salida soberana al océano Pacífico, con todas sus sus energías, con todo su corazón y capacidad intelectual”, agregó.

Morales destacó que Bolivia está lista para afrontar el nuevo escenario que devendrá después del fallo de Corte Internacional de Justicia (CIJ) donde sentó a Chile para negociar de buena fe un acceso soberano al mar sobre los compromisos asumidos a lo largo de la historia.

“Hermanos bolivianos, debemos estar férreamente unidos por una causa sagrada como es el pronto acceso a una salida soberana al Océano Pacífico”, demandó, como informó el Diario La Razón de La Paz.