Esta imagen del Presidente de EE UU, Donald Trump, dándole la bienvenida a un niño pobre y desvalido es una ironía, porque los padres del menor fueron encarcelados y el niño  separado de ellos y mantenido por varios días en una cárcel infantil en la frontera con México. Esta imagen la publicó la revista Time y ya ha dado varias veces la vuelta al mundo. Kradiario difunde también esta foto como uno de los temas  que esta semana nos ha hecho pensar a nosotros como periodistas, pero también a muchas comunidades mundiales, porque lo que hemos visto en estos días no es una bienvenida como aparece en la portada, sino el comportamiento atroz y miserable de un mandatario que se dice “demócrata” y que está lejos de serlo. Esta imagen es simplemente la de un egoísta y cobarde personaje que  ha golpeado fuertemente al mundo occidental (Leer en Kradiario todas las informaciones sobre este tema).