En el Foro Económico Internacional en San Petersburgo, el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió esobre una “crisis que el mundo no ha visto todavía”, criticando especialmente las crecientes barreras económicas y sanciones entre los Estados en el comercio mundial.

Según la agencia rusa de noticias RIA, Putin espera una “economía confiable en el mundo”. La pérdida de confianza mutua podría llevar a “turbulencias impredecibles o cambios colosales”, dijo el mandatario. “La retirada de los acuerdos comerciales existentes siempre conlleva a riesgos y costos considerables, lo cual es un axioma del mundo de los negocios”, dijo, refiriéndose a un “proteccionismo renovado”.

Putin pide paz comercial

“No necesitamos guerras comerciales ni armisticio comercial, sino negociar la paz”, dijo el jefe del Kremlin, haciendo,al mismo tiempo, un llamamiento a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que siga abogando por el cumplimiento de las reglas del comercio y las relaciones económicas. En su opinión, las mismas reglas deberían aplicarse a todos.

El descuido de las normas legales puede causar una crisis sin precedentes en el mundo, advirtió  Vladímir Putin, en el segundo día del Foro Económico de San Petersburgo.

“La salida de una de las partes de un contrato legal, la suspensión de acuerdos, siempre supone unos riesgos significativos. Este es un axioma de la práctica comercial “, recordó el líder ruso.

A escala global, tal comportamiento de algunos Estados —especialmente si se trata de los centros de poder— puede causar las consecuencias más negativas, si no devastadoras, advirtió Putin, enfocando su mirada a Estados Unidos.

“Sobre todo ahora, cuando el desdén por las normas existentes y la pérdida de la confianza mutua pueden añadirse a la imprevisibilidad y la turbulencia de unos cambios colosales. Esta confluencia de factores es capaz de llevar a una crisis sistémica a la que el mundo todavía no se ha enfrentado”, aseveró el mandatario ruso.

Para evitar estas consecuencias desastrosas, Putin llamó a la comunidad internacional a construir una economía de confianza.

Crecimiento mundial en entredicho

Según la agencia Sputnik de Rusia Putin advirtió que “la desconfianza global pone en entredicho la posibilidad de crecimiento de la economía mundial”.

El mandatario ruso advirtió también sobre “tendencias alarmantes” que se observan últimamente.

“Minan la estabilidad de los lazos empresariales, refuerzan los procesos de desintegración, así como contrarrestan las formas de cooperación multilateral, la efectividad de las instituciones y acuerdos internacionales”, afirmó.

El líder ruso recordó que hasta hace poco el desarrollo mundial se basó en dos importantes principios: “las libertades de empresas, comercio e inversiones, admitidas por los participantes de las relaciones internacionales, y en segundo lugar, la estabilidad y la transparencia de estas reglas, garantizadas por un estricto mecanismo jurídico”.

Gracias a estos valores y principios, subrayó, la economía mundial logró resultados “impresionantes” colocando a la mayoría aplastante de los países en la trayectoria del desarrollo.

Rusia se esforzará para integrar de manera efectiva la infraestructura global y fomentar su presencia en los sistemas mundiales del transporte, la energía y las tecnologías digitales, puntualizó Putin.

Agregó seguidamente que “el principio clave de nuestro desarrollo es la apertura del país, su propósito de participar activamente en los procesos mundiales y de integración, algo que incluye la realización de proyectos de gran envergadura en la esfera de la infraestructura, al desarrollar las esferas de transporte, energética y digital de Rusia, nos proponemos integrarnos de manera efectiva en la infraestructura global”, dijo el líder ruso.

Putin destacó que el desarrollo digital es uno de los objetivos primordiales de Rusia, que está abierta a cooperar con todos sus socios en esa rama, utilizando las ventajas y haciendo frente a los retos de la actualidad.

El presidente ruso reconoció que “el mundo está cambiando; tenemos que laborar juntos e introducir un mecanismo legal en el marco del cual la comunidad podrá liberarse de las normas caducadas y arcaicas, a veces no eficaces, preservar todo lo mejor y crear nuevos instrumentos que correspondan a las demandas del tiempo”, dijo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, también participaron en el Foro Económico en Rusia.