El Presidente Sebastián Piñera  anunció este miércoles una reforma constitucional para establecer como deber del Estado la plena igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres.

Días después de la manifestación feminista convocada por estudiantes y en medio de diversas tomas en universidades por casos de acoso que han sufrido mujeres, el Presidente Sebastián Piñera anunció hoy una agenda sobre la materia y realizó un mea culpa por el machismo en el país.

En un acto realizado en el Palacio de La Moneda y acompañado por la primera dama, Cecilia Morel (figura central en este proyecto)  y la ministra del Servicio de la Mujer e Igualdad de Género, Isabel Plá, el Mandatario señaló que habrá “tolerancia cero contra cualquier abuso, discriminación o maltrato contra las mujeres”.

 “Con estos errores no hemos sido justos con las mujeres de nuestro país, yo también he cometido errores y haré todos los esfuerzos para corregirlos”, dijo.

“Hoy ha llegado el momento de asumir nuestra historia. Todos hemos cometido errores en nuestras familias, nuestros trabajos que han afectado a nuestras madres, a nuestras hijas, nuestras mujeres”, comentó el Presidente.

El Mandatario dijo que el compromiso es “avanzar para que hombres y mujeres tengamos los mismos derechos y oportunidades” y por lo mismo dijo que habrá “tolerancia cero contra de cualquier abuso, discriminación o maltrato contra las mujeres”.

En el acto estuvieron presentes varias mujeres y políticas o figuras de la oposición, como las diputadas comunistas,Camila Vallejo y Karol Cariola y la presidenta de la Cámara, Maya Fernández (PS), el diputado del mismo partido y ex ministro, Marcelo Díaz, la diputada Carolina Marzán (PPD) y el senador del PPD Guido Girardi.

Entre las medidas anunciadas por el Presidente se incluye una reforma constitucional para establecer como deber del Estado la plena igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres, además de otorgarle la máxima urgencia al proyecto de violencia en el pololeo. También mencionó que se impulsará un proyecto de igualdad de género para administrar patrimonio de sociedad conyugal y el fuero maternal a integrantes Fuerzas Armadas y de orden.

Igualmente se anunció un proyecto de ley que establezca el derecho a la sala cuna para todos los niños y niñas de madres o padres trabajadores al cuidado de sus hijos, logrando así una cobertura de sala cuna universal para todos los hijos de madres trabajadoras con contrato. En esa línea, comunicó que el costo de este beneficio será compartido entre trabajadoras y trabajadores, terminando así con la discriminación que significa el que hoy este costo recaiga íntegramente en la mujer trabajadora.

Por otra parte, también señaló el Mandatario que se impulsará una reforma al sistema de salud privada, para terminar con las diferencias de precios de planes de salud, que perjudican a las mujeres, y muy especialmente, en edad fértil.

Aseguró igualmente  que la agenda presentada promueve una mayor participación de la mujer en cargos de alta responsabilidad, tanto en el sector público, como privada y mundo académico, y fomentar una mayor participación de mujeres en carreras científicas y tecnológicas y en programas de postgrado. Piñera concluyó la presentación señalando que “esta no es una batalla de hombres contra mujeres o mujeres contra hombres. Esta es una batalla de todas las mujeres y todos los hombres para construir una sociedad y una cultura mas libre, mas justa, mas humana, mas respetuosa, mas próspera y mas solidaria”.

“No hemos sido justos con las mujeres de nuestro país”, reconoció el Mandatario, en medio de la ceremonia que se desarrolló en el Palacio de La Moneda.