El dictador norcoreano Kim Jong-un se convirtió hoy (viernes en Corea) en el primer líder norcoreano en cruzar a Corea del Sur desde la Guerra de Corea, hace ya 65 años.

Kim partió de Pyongyang en la mañana del viernes para reunirse con el presidente surcoreano Moon Jae-in en la Zona Desmilitarizada que divide la península de Corea para una cumbre histórica con la expectativa de dejar atrás las tensiones por el programa nuclear.

Hace sólo algunos minutos comenzó la cumbre histórica entre ambas Coreas y sus respectivos líderes se saludaron con un fuerte apretón de manos.

“Kim Jong-un discutirá honestamente con Moon Jae-in todas las cuestiones que surjan para mejorar las relaciones intercoreanas y alcanzar la paz, la prosperidad y la reunificación de la península de Corea”, dijo la agencia de noticias estatal KCNA.

Las imágenes de la televisión surcoreana mostraron que Moon emprendió el viaje hasta la frontera en una caravana compuesta por más una docena de vehículos. Llegó al punto de encuentro a las 9:10 am (hora local del viernes) para recibir a Kim Jong-un.

Esta reunión es la tercera cumbre intercoreana, después de los dos encuentros que se celebraron en Pyongyang en 2000 y en 2007, y marca un punto de inflexión tras un acercamiento diplomático que siguió a un periodo de alta tensión en la península.

Está programado que semanas después de esta cumbre Kim también se reúna con el presidente estadounidense, Donald Trump.