Kuczynski dijo que : “La Constitución y la democracia están bajo ataque”, denunciando un golpe de Estado disfrazado en Perú

Kuczynski dijo que : “La Constitución y la democracia están bajo ataque”, denunciando un golpe de Estado disfrazado en Perú

Pedro Pablo Kuczynski enfrenta este jueves una jornada en la que todo apunta a que se convertiría en el primer presidente destituido por el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, aunque mantiene la esperanza de convencer a los congresistas de no votar a favor de la vacancia, hecho que ya parecía decidido pese a que todavía falta que exponga su defensa ante el Parlamento peruano.

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, sostuvo anoche que la Constitución Política del Perú y la democracia están bajo ataque, a pocas horas de resolverse en el Congreso de la República el pedido de vacancia admitido en su contra.

“Estamos bajo un golpe, bajo el disfraz de interpretaciones legales, supuestamente, legítimas, pero las intenciones de nuestros opositores quedan desenmascaradas por su comportamiento apresurado y abusivo”, comentó el mandatario, en un Mensaje a la Nación, informó el Crónica Viva.

El pleno del Congreso aprobó el viernes la admisión de la Moción del Orden del Día en la que se solicita declarar la vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Luego de más de cinco horas de debate, la moción para la vacancia presidencial por “incapacidad moral permanente”, recibió el respaldo de 93 parlamentarios y el rechazo de 17 congresistas.

De acuerdo al titular del Parlamento, Luis Galarreta, el siguiente paso será citar al presidente Kuczynski  para que se presente ante la Representación Nacional y ejerza su derecho a la defensa, como informó la agencia peruana Andina.

A continuación la transcripción del mensaje a la Nación del jefe del Estado.

Queridos compatriotas:

En pocas horas iré al Congreso para enfrentar el intento de vacancia a la Presidencia de la República cuyo mandato ustedes me dieron.

Tanto yo, como mi abogado, responderemos con claridad puntual a las acusaciones de un sector del Parlamento. Haré frente en forma resuelta a estas acusaciones, pero ahora siento que lo más importante, lo central, es hablarles a ustedes compatriotas.

Después de la entrevista que di el domingo, se ha dicho que no pude aclarar las dudas sobre mi labor cuando fui ministro, hace más de once años atrás. Se comenta también que no pude comunicar bien mis ideas.
Puede ser. La verdad es que no soy un buen comunicador.

Pero sí soy una persona transparente, alguien que jamás ha cometido un acto de corrupción en toda su vida.

Si tuviera algo que ocultar, no me habría presentado en vivo y en directo, sin ningún tipo de censura, frente a cinco exigentes periodistas que yo no escogí, como lo hice la noche del domingo.

Acompañado de mis dos vicepresidentes sostendré con total convicción mi compromiso con el país y defenderé mi capacidad moral para continuar sirviendo a todos los peruanos hasta el final de mi mandato.

Ustedes han sido testigos de la disposición al diálogo con la que he intentado conducir mi gobierno.

Pero han sido también testigos también de la actitud agresiva de la mayoría opositora que controla el Congreso.

En los primeros quince meses, cinco de mis ministros fueron censurados o forzados a renunciar, un verdadero récord histórico. No somos perfectos, por supuesto. Pero ahora es evidente que desde un principio se buscaba llegar a lo que está ocurriendo hoy.

Ahora bien, reconozco que he cometido errores. ¿Y qué es lo primero que debo pedirles a ustedes? Disculpas, con claridad de mente y dolor de corazón.

Disculpas, primero, por no haber sido lo suficientemente cuidadoso y prolijo en el orden y registro de todas mis actividades. No he sido suficientemente ordenado con mis archivos y memorias. Lo reconozco y lo lamento profundamente.

Ser descuidado y desprolijo es un defecto pero no es, ni nunca ha sido, ni será jamás para mí una herramienta de deshonestidad y mucho menos de delito.

No he explicado bien por qué Westfield, de la cual me ausenté durante los años que era ministro entre el 2001 y 2006, dio servicios técnicos a varios clientes sin que yo participara en ninguna de esas actividades.

Quiero enfatizar que nunca se trató de una empresa creada con el fin de esconder dineros mal habidos. Existe desde 1992 y no está en ningún paraíso fiscal. Está en Estados Unidos, con todas sus exigencias tributarias. Todos sus ingresos han sido bancarizados y han pagado impuestos tanto en el Perú como en Estados Unidos. Es una empresa limpia.

Otro error, hoy lo veo claramente, fue esperar algo distinto de nuestros opositores. Muchos me aconsejaron que a la primera censura del ministro Saavedra, respondiera con una cuestión de confianza. No los escuché y asumo mi responsabilidad.

Decidí optar por el diálogo, no por la confrontación. Hoy, sin embargo, todos estamos viendo las consecuencias de esta decisión.

La constitución y la democracia están bajo ataque. Estamos ante un golpe bajo el disfraz de interpretaciones legales supuestamente legítimas. Pero las intenciones de nuestros opositores quedan desenmascaradas por su comportamiento apresurado y abusivo.

No queremos regresar a la dominación de un solo grupo que maneje todo el país a su antojo. Exigimos el respeto a la decisión popular, que dispuso un equilibrio de poderes, con el Congreso de un lado y el Ejecutivo del otro, sin que haya uno totalmente dominante.

Hoy me presento ante ustedes lamentando que nuestra patria tenga que ser sometida a una crisis política que no corresponde a la realidad que vivimos.

Me presento además, como lo haré mañana ante el Congreso, con tranquilidad de conciencia, firmeza de espíritu y fe en nuestras instituciones democráticas.

Se trata de una convicción que mis dos vicepresidentes comparten porque ninguno de los dos, ninguno de los, quiere ser parte de un gobierno que nazca de una maniobra injusta y antidemocrática.

Estamos a punto de recuperar el dinamismo económico que el país perdió hace más de 3 años atrás. El ataque a las instituciones, a la Presidencia de la República, a la Fiscalía de la Nación y al Tribunal Constitucional, constituiría, no solo un golpe político, sino también un golpe económico al Perú próspero que todos queremos. Tenemos que defenderlo. Y yo lo haré con todo mi empeño, con mi corazón y mi patriotismo.

Quiero decirles, con todo mi corazón, que si ustedes me apoyan, su confianza no será defraudada. Afirmo con toda la solemnidad y gravedad del juramento que entre mis defectos jamás, pero jamás, he tenido el de la corrupción, la deshonestidad o el delito.

Creo en Dios, en la fe y en la unidad. Recemos para que haya una verdadera reflexión antes de dar un paso tan destructivo como el que se propone.

Muchas gracias.

Un presidente sin defensores

Kuczynski, acusado de “incapacidad moral” por haber mentido al supuestamente ocultar vínculos con Odebrecht, será escudado por apenas 18 congresistas del partido oficialista Peruanos Por el Kambio (PPK), y otras formaciones menores, mientras que una abrumadora mayoría ya adelantó su oposición al presidente. Solamente el  fujimorismo ya tiene asegurados 69 votos. A ellos se sumaría el izquierdista Frente Amplio (10 votos), al menos tres del aprismo y dos parlamentarios independientes.

(Congreso de Perú)

El número clave: 87

Si la votación no alcanza los dos tercios, la moción se descarta y se desinfla, parcialmente, la crisis política.

Si se aprueba, no hay lugar a más etapas: Kuczynski será destituido. El sistema peruano no es bicameral, a diferencia del brasileño, donde Dilma Rousseff recorrió un largo patíbulo antes de su destitución.

El Congreso emitirá entonces una resolución que declara la vacancia presidencial, que será impresa en el diario oficial del estado en 24 horas. Cuando se publique tal resolución, o ésta sea notificada al propio presidente o a la primera ministra (lo que ocurra primero), PPK dejará inmediatamente el cargo.
La oposición a PKK requiere de 87 votos para aprobar la vacancia del Presidente, lo que no se da como una posibilidad real y concreta. Al comenzar el debate que afecta al Presidente Pedro Pablo Kuczynski, acusado de corrupción en el caso de la empresa brasileña Oderbrecht,  se estimaba en 89 el número de votos a favor de la vacancia en el Congreso. Sin embargo, ayer la revista peruana Caretas calculó en 85 votos.

Kuczynski, ya se encuentra en el Congreso entregando sus pruebas para demostrar su inocencia.

La Constitución peruana, en su artículo 115, señala lo siguiente:  Impedimento temporal o permanente del ejercicio de la Presidencia
Por impedimento temporal o permanente del Presidente de la República, asume sus funciones el Primer Vicepresidente. En defecto de éste, el Segundo Vicepresidente. Por impedimento de ambos, el Presidente del Congreso. Si el impedimento es permanente, el Presidente del Congreso convoca de inmediato a elecciones. 

Mayoría de peruanos pide primero investigacion del caso PKK

El 71% de peruanos cree que el presidente Pedro Pablo Kuczynski debe ser investigado antes de ser sometido a un proceso de vacancia, de acuerdo a la última Encuesta Nacional Urbano Rural de GfK. Solo el 26% está de acuerdo con la sesión plenaria que se realiza hoy en el Congreso de Lima.

El sondeo se realizó entre lunes y miércoles en 17 departamentos de todo el país, y tiene un nivel de confianza de 95%.

Incluso, la mayoría de los que votaron por Keiko Fujimori el año pasado (el 57%) considera que es necesaria una indagación previa antes de calificar la capacidad moral del mandatario.

Esta posición prevalece a pesar de la suspicacia mayoritaria que hay en relación a las consultorías que ofreció Westfield Capital a Odebrecht: el 70% de peruanos cree que las explicaciones que dio PPK el domingo pasado hacen pensar que hubo algo ilegal. Solo el 25% piensa que la entrevista grupal demostró la legalidad de las transacciones.

Cuando se hicieron las consultorías,  Westfield Capital fundada por el Mandatario, ahora acusado de corrupción, estaba al mando del empresario chileno Gerardo Sepúlveda.

En la encuesta, la sospecha alcanza a la mayoría de quienes votaron por Kuczynski (el 60%).

Cuando se les pide a los encuestados que tomen una posición sobre la inminente votación de hoy, las opiniones son divididas. El 53% piensa que el presidente debería ser vacado, el 43% cree que no y el 4% es indiferente. Si se ordena la información por nivel socioeconómico se confirma el desapego que tienen por el mandatario en los estratos bajos: el 58% de peruanos calificados dentro de D/E consideran que PPK debe ser retirado del cargo, mientras que solo el 38% lo apoya. En el sector C el respaldo al presidente sube a 48% y en el A/B llega a 56%.

La sucesión

Así, en lo inmediato, el cargo lo recibiría el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, por el resto del periodo, que culmina el 28 de julio de 2021. En caso de que no la acepte, asumiría Mercedes Aráoz, segunda vicepresidente. Sin embargo, ambos rechazarían la posibilidad, según el mensaje a la nación pronunciado el miércoles por el presidente. “Ninguno de los dos quiere ser parte de un Gobierno que nazca de una maniobra injusta y antidemocrática”, sostuvo PPK, flanqueado por sus vicepresidentes.

Bajo tal acefalía del Poder Ejecutivo, la presidencia sería asumida por el titular del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta.

Nueva elecciones

El legislador tendría que convocar de inmediato a nuevas elecciones, aunque la Constitución no especifica qué tipo de comicios se deberían convocar.

En ese sentido, el abogado constitucional peruano Enrique Bernales explicó a Reuters que según precedentes legales serían presidenciales y legislativas en los próximos seis meses. Si no se convocasen a elecciones generales, se podría desatar una crisis política y social, advirtieron especialistas.

Según detalla el artículo 46 de la Carta Magna, “Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes asumen funciones públicas en violación de la Constitución y de las leyes. La población civil tiene el derecho de insurgencia en defensa del orden constitucional. Son nulos los actos de quienes usurpan funciones públicas”.

El fujimorismo, actor principal

La aplastante mayoría de Fuerza Popular la convierte en el protagonista de la posible vacancia, que fue calificada por PPK como un “golpe” contra la democracia. Es tan férrea su postura que el presidente no intentó entablar un diálogo en esta crisis con el fujimorismo (a diferencia de otras oportunidades) e incluso los criticó durante su última alocución. “Ustedes han sido testigos de la disposición al diálogo con la que he intentado conducir mi gobierno. Pero han sido testigos también de la actitud agresiva de la mayoría opositora que controla el Congreso”, subrayó.

Solo en el último año, el fujimorismo forzó la censura de dos ministros, entre ellos uno de Educación y un primer ministro, y la renuncia de otros dos, entre ellos el de Transporte y Comunicaciones y el de Economía y Finanzas. Actualmente, ha iniciado procesos contra el fiscal de la nación y busca destituir a miembros del Tribunal Constitucional, lo que le otorgaría un inusitado poder sobre la Justicia peruana.

La eventual renuncia de ambos vicepresidentes pone a Fuerza Popular, en una disyuntiva. Por un lado, podría aprovechar tener el control del Poder Legislativo y Ejecutivo durante hasta un año antes de los comicios (o sobre los tres poderes, en caso de que prospere su avance sobre el Ministerio Público), en momentos en que su líder, Keiko Fujimori, es investigada por irregularidades en el financiamiento de partido y presuntos aportes no declarados de Odebrecht.

Sin embargo, si se concreta la vacancia, la principal fuerza de oposición se arriesgaría a perder su control del Congreso, ya que su imagen, desgastada en los últimos meses y con la presente crisis, haría que no gane tantos escaños en las siguientes elecciones, a solo un año y medio del inicio del período. Por ello, la oposición no desestima la posibilidad de que PPK continúe su mandato, claramente debilitado. No se espera que cambie su votación en bloque, pero podría ceder entre las presiones que reciben los grupos parlamentarios indecisos.

 
Advertisement

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

DIRECTOR-EDITOR

Walter Krohne

 

COORDINADORA GENERAL

Milenka Soletic

COLUMNISTAS

Enrique Fernández

Hugo Latorre Fuenzalida

Hernán Ávalos Narváez

Martín Poblete

Jessika Krohne Soletic

Mario Briones R.

Manuel Acuña Asenjo

CORRESPONSAL EN EUROPA

Milenka Krohne

KRADIARIO es una publicación sin fines de lucro.

 

Síguenos

Videos

Loading...